POLITICA OFICIALISTAS U OPOSITORES

Ante los números y la sorpresa, la tevé dejó clara la grieta

Desde el cierre de las urnas hasta los primeros datos oficiales, los canales de aire y cable fluctuaron entre ignorar o jugarse.

PERFIL COMPLETO

Foto:Capturas de TV
Si algo le resulta prohibitivo al periodismo es decir “no sé”. Ese impedimento usualmente lo hace caer en situaciones divertidas, que en una jornada electoral como la de ayer -en la que al menos hasta el cierre de esta nota, poseía resultados por demás inciertos- alcanzó paroxismos risibles.
Ya a las 17:12, cuando aún regía la veda y la gente estaba votando, en el canal de cable A24 daban “Los números de las elecciones”, que en verdad era decir cuántos candidatos se elegían. Los canales de aire, en cambio, optaban por una solución más salomónica para el conocimiento: Telefe mostraba a un Pachu Peña travestido (supuestamente gracioso) en Sin codificar y El Trece emitía Scary Movie 4.
La jornada fue también útil para contemplar cómo hacían para esquivar la imposición legal de no hablar de resultados antes de las 18 del cierre. En A24, Mónica Gutiérrez, con mucha experiencia y cintura, a las 17:29 decía “le preguntaban a Cristina si eran las últimas elecciones en que votaba como presidente, pero resta saber si también deberá votar el 22 de noviembre en el balotaje”. Tres minutos más tarde, en C5N Gustavo Sylvestre despotricaba contra el “Llegamos” que dominó la tapa de PERFIL del domingo, mientras Roberto Navarro insistía, casi a los gritos, con que no se estaba asistiendo a un fin de ciclo.
El Trece arrancó con su Argentina elige con Santo Biasatti y María Laura Santillán a las 17:45, mientras que Telefe hizo lo propio a las 17:50 con su Elección 2015 con Rodolfo Barilli y Cristina Pérez.
Y llegaron las 18, cuando comienzan a decirse legalmente los resultados de los boca de urna sin exponer las cifras exactas. Todos los sondeos indicaban que Daniel Scioli había salido primero pero no le alcanzaba para imponerse en primera vuelta, por lo que estratégicamente los canales optaron por titular con la mitad de la información que les resultara más simpática: “Podría haber balotaje” (Telefe, que luego reemplazó el zócalo por “Scioli es el candidato más votado, podría haber balotaje), “Habría balotaje” (América), “Gana Daniel Scioli” (Canal 26), “Ganó Scioli” (Crónica), “Ganó Scioli por amplia diferencia” (C5N). La grieta entre el cable y el aire.
Quienes no arrancaron llevando agua para su molino fueron los protagonistas del enfrentamiento mediático de la década: la TV Pública tiró un “Último momento: cerraron los comicios” y El Trece lanzó un “Hoy se define si hay nuevo presidente o hay balotaje”. Más tarde lo hicieron, claro, pero en un comienzo dejaron bien a la vista los lujos que se pueden dar los protagonistas, legándole la sobreactuación a los actores de reparto.
Después las chicanas. Desde Cambiemos salieron presurosos a marcar la cancha diciendo oficialmente que, para ellos, había balotaje. Desde lo de Scioli, en cambio, insistían con que iban a ser prudentes aunque remataban con que su candidato había salido primero por amplia diferencia. El punto álgido fue cuando habló Carrió, que despertó críticas en C5N en la voz de Roberto Navarro, quien la acusó de irresponsable por tirar resultados y, sin sonrojarse, luego agregó que Aníbal Fernández ganaba la provincia por 7 puntos. El pez por la boca muere, dicen.
Y finalmente, pasada la medianoche, la sorpresa. Que agarraba desprevenidos a todos, incluso a los conductores que hablaban sin ver los zócalos con los primeros datos y de repente decían “Macri va primero”, tanto en las señales oficialistas como en las opositoras. Atrás habían quedado las quejas por el retraso en la difusión de los datos. Comenzaba el análisis de lo inesperado. Y las burlas contra Aníbal Fernández, claro: “Aníbal no muestra ni el bigote”, pusieron en El Trece. Y no, no lo había mostrado

Diego Grillo Trubba