POLITICA

Apartaron a Fein del caso Nisman: los pasos de la causa y la "pequeña victoria" de Arroyo Salgado

A 333 días de la muerte del titular de la UFI-AMIA, la investigación está estancada. Testimonios, medidas y la pelea con la exmujer del fiscal.

Foto:Dyn

La causa sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman sufrió un giro “esperado” para algunos y “esperanzador” para otros. La jueza en lo penal Fabiana Palmaghini decidió asumir personalmente la investigación y desplazó a la fiscal Viviana Fein.

De esta manera, la jueza de San Isidro y expareja de Nisman, Sandra Arroyo Salgado, tuvo una pequeña victoria, algo que confirmaron desde su entorno a Perfil.com. “No estábamos conformes con el rumbo que estaba teniendo la investigación, queremos que se sepa la verdad”, explicaron desde la querella. La madre de las hijas del fiscal había intentado a toda costa separar a Fein de la causa.

Pasaron 333 días de aquel 18 de enero en que se encontró el cuerpo sin vida del titular de la UFI-AMIA en el baño de su departamento en la torre Le Parc. Fein fue quien estuvo a cargo de la investigación desde el primer momento y quien confirmó ese mismo día que en el lugar encontraron un arma calibre 22.

Ya el 19 de enero, la fiscal afirmó que tras la autopsia realizada al cuerpo del investigador, no se podría descartar la teoría de la "inducción" o "instigación" al "suicidio (...) bajo ningún punto de vista" y reveló que el arma que se habría usado en el hecho era de un colaborador de Nisman, el técnico informático Diego Lagomarsino.

Ya 48 horas después de conocerse la muerte, Fein reveló que la pericia de búsqueda de restos de pólvora en las manos del fallecido fiscal Alberto Nisman "lamentablemente dio negativo" aunque destacó que "no es un resultado inesperado" ya que "el calibre pequeño del arma, calibre 22, no permite que el barrido electrónico dé un resultado positivo, es un tema técnico". A su vez, aclaró que "no descarta que él se haya disparado".

Ante esto, la fiscalía dispuso que el arma sea nuevamente accionada y pidió el allanamiento de la UFI-AMIA para secuestrar elementos de trabajo y personales del escritorio que ocupaba Nisman como ser la computadora y el contenido de los cajones de su escritorio y de un armario. Se comenzó, además, a analizar el testimonio de Lagomarsino.

Ese mismo 20 de enero, se realizó además una inspección ocular en el departamento donde ocurrieron los hechos. En aquel momento, Fein explicó que se estaba “trabajando lentamente con la parte técnica para poder contar con las desgrabaciones, con toda la aparatología de telefonía. De cinco días para atrás".

En el medio de la investigación nuevas aristas iban surgiendo y (en cierto modo) desviando la atención sobre la causa principal. Desde la supuesta amenaza que recibió la exmujer de Nisman en un ejemplar de la revista Noticias, la existencia de una novia del fiscal, hasta el hallazgo de una mujer calcinada en Puerto Madero. A su vez, se reveló la existencia de una cuenta en el banco extranjero Merrill Lynch que el extitular de la UFI-AMIA compartía con su madre, su hermana y Diego Lagomarsino, que desató una investigación por enriquecimiento ilícito y malversación de fondos públicos.

Pelea. Sin embargo, el hecho de que Fein considerara, puertas adentro de la fiscalía, que la hipótesis del suicidio no perdía fuerza pese a los resultados adversos al arma y la autopsia, hicieron que Arroyo Salgado se involucrara como querellante en la causa para luego salir a afirmar junto a sus propios peritos que “a Nisman lo mataron”.

Desde ese momento comenzó un fuerte cruce entre Fein y Arroyo Salgado que hicieron que esta última busque desestimar a la fiscal de la investigación en más de una oportunidad, incluso llegando a recurrir a la Corte Suprema. Finalmente hoy, la madre de las hijas de Nisman obtuvo una pequeña victoria. Hubiera sido completa de lograr llevar la causa al fuero federal, algo que aún no paso.

Testimonios. Centenares de personas pasaron frente a Fein para aportar datos que podía llegar a esclarecer la muerte del fiscal: Desde la exmujer del fiscal y querellante de la causa, a Diego Lagomarsino; Antonio Stiuso; Sara Garfunkel, la madre del fiscal, Sergio Berni, los custodios, el cerrajero y los médicos de Swiss Medical que vieron por primera vez el cuerpo sin vida de Nirman.

A si vez, también dejaron su testimonio la modelo Florencia Cocucci, el representante de modelos Leandro Santos, las secretarias e integrantes de la UFI-AMIA, la prima y la hermana del fiscal. Entre los políticos, tambien dieron su aporte Laura Alonso, Elisa Carrió, Patricia Bullrich y Carlos Stornelli.

Hasta hoy, ya casi un año después, no se sabe si Nisman se suicidó, si lo obligaron a hacerlo o si fue asesinado. Habrá que ver si Palmaghini logra determinar que fue lo que ocurrió el 18 de enero o si la causa se sumará al largo listado de muertes impunes de la Justicia argentina.

 

(*) De la redacción de Perfil.com | Twitter: @hernangsoto



Hernán Soto (*)