POLITICA CAUSA CARBÓN BLANCO


Apoderado de Salvatore denuncia nexo entre Gonella y el poder chaqueño

Ricardo Gassan Sabba rompe el silencio con Perfil.com y apunta a presuntas complicidades entre el fiscal de la PROCELAC y la jueza Niremperger. 

PERFIL COMPLETO

Detenido por “lavado de activos” desde hace más de un año en una cárcel de Roque Sáenz Peña, provincia del Chaco, Ricardo Gassan Sabba rompe el silencio. El apoderado de Carlos Salvatore, jefe de la banda de narcotraficantes de Carbón Blanco, habla de una complicidad entre el poder político chaqueño y el fiscal de la PROCELAC, Carlos Gonella: “La causa fue un oportunismo inventado”.  La comparación con Lázaro Báez.

¿Cómo comenzó su relación con Carlos Salvatore?

Lo conocí a comienzos del 2009 por un amigo en común de unos supermercados. Tuvimos una relación esporádica social hasta que en marzo del 2010 me hace una oferta porque tenía un problema en Mar del Plata con sus proyectos de desarrollo inmobiliario. Me parecía una buena propuesta económica y asumí como apoderado.  

¿Por qué usted fue detenido en la causa por lavado de activos vinculada a Carbón Blanco?

Trabajo con Salvatore en el 2010. Dos años después me enteré de un allanamiento y un requerimiento sobre su persona en una causa de narcotráfico conocida como Carbón Blanco. Después de su detención y como había 600 propietarios en danza, asumí el control de la empresa para que cada uno de ellos obtenga sus escrituras. En marzo del 2015 me encuentro con un allanamiento en mi domicilio por una causa de activos y me detiene la Policía de Seguridad Aeroportuaria y quedo a disponibilidad del juzgado de Sáenz Peña en El Chaco. Luego de 4 días detenido en Buenos Aires me trasladan a la Unidad 11 en El Chaco a cargo de la jueza Zunilda Niremperger que investigaba Carbón Blanco y a Salvatore con el tráfico de estupefacientes a Europa.

¿Por qué la investigación deriva en El Chaco?

Fue un oportunismo del fiscal Carlos Gonella de la PROCELAC que entiende que en el único juzgado que podían detener a una persona por lavado de activos era Niremperger. Es una competencia extraña pues las sociedades, las propiedades y los detenidos somos de Buenos Aires pero estamos acá. A mediados del año pasado, la Cámara Federal de Resistencia planteó la incompetencia de tramitarse en Sáenz Peña. Fue un oportunismo de una causa inventada para darle una importancia mediática, detener al entorno de Salvatore y a mi persona. En mi recusación denuncié decenas de anomalías. Me enteré que aquí hubo una componenda entre el fiscal de la PROCELAC, Gonella, con la jueza Niremperger. Gonella encontró en este juzgado cierta animosidad contra Salvatore y su entorno.

Pero, ¿cuál sería esa animosidad?

Niremperger tenía encontronazos con Salvatore y una obsesión con la causa Carbón Blanco. Me mencionó personalmente un gran temor, en audiencia privada, en la que me dijo que no creía que el Tribunal de Resistencia lo condenaría a Salvatore. Creo que le vino como anillo al dedo la causa de lavado para embargar todos sus bienes y generarle un problema económico a su entorno. Metió preso a toda su familia. Esto terminó en la quiebra de todas sus empresas.

¿La plata de sus empresas provenía del narcotráfico?

De ninguna manera. Todo lo que administré y como fui Presidente de las empresas tuve acceso a todas sus declaraciones juradas. Tenía todo declarado, tributaba enorme sumas de dinero ante la AFIP y los departamentos y cuentas del exterior en España estaban declaradas. Hubo una inspección de AFIP que dio todo perfecto. Recibí a la inspectora en el 2013 y se demostró que los bienes estaban declarados. Mis declaraciones estaban al día. La causa que quiso vincular, a pesar de que la Cámara lo desvinculó, es inentendible. Pues el tráfico de Carbón Blanco no se produjo –la droga fue hallada en Portugal- por lo tanto no se produjo ganancia de ese delito. No había dinero para blanquear. Del 2008 para acá hubo dos programas muy fuertes de blanqueo y Salvatore no se acogió a ninguno de ellos.

¿A Lázaro Báez lo embargaron por 100 millones de pesos, ¿por cuánta plata los embargaron a ustedes?

Es sorprendente. A Báez lo embargaron por 100 millones de pesos cuando todos vieron 5 millones de dólares tirados sobre una mesa. A Salvatore lo embargaron por 800 millones, a la mujer por otros 500 millones y a mí 250 millones de pesos. Fue un impacto mediático para que toda la prensa hable de una lucha contra el lavado de activos y el narcotráfico en algo absolutamente inventado. Todo el entorno de Salvatore fue embargado por 1700 millones de pesos. Su patrimonio declarado más las valuaciones y el dólar oficial, no supera los 80 millones de pesos. Yo tengo una empresa constructora y dos autos. Trabajé toda mi vida. No tengo bienes y fue todo un gran efecto mediático de la jueza y la PROCELAC. Lo hicieron para tapar el verdadero lavado en el país de los funcionarios políticos que Gonella cajoneó sistemáticamente. Esa persona se tomó el trabajo de tomarme la indagatoria y meterme preso.

¿Para usted Gonella no habría actuado en las causas de lavado de dinero de la obra pública más importante del país ni tampoco en las causas de coimas de Formosa que involucraban a Amado Boudou, ¿por qué sí lo hizo contra ustedes?

Acá se tomó el trabajo de viajar más de 1000 kilómetros para hacer una indagatoria a mí y a otros detenidos. Si usted lee las preguntas que me hizo junto con sus tres asesores, se daría cuenta que fue una puesta en escena.

¿Por ejemplo?   

Me preguntaron cosas irrisorias por ejemplo si el abogado de Salvatore tenía participación en una página web de noticias jurídicas. O cuando Gonella me preguntó si Salvatore tenía la plata escondida debajo de la pileta de su casa o porque la mujer de Salvatore viajó con un poder mío a EEUU. Todo irrelevante. Gonella no puede analizar un lavado de activos ni tampoco una mínima declaración jurada frente a la AFIP. Fue infantil. Si lee lo que le preguntó a Salvatore fue inocente.

¿Hubo protección al entorno político local, hablo de Jorge Capitanich, y a empleados y autoridades de la Aduana de la anterior gestión?

A esta altura me entero de los diálogos entre Gonella y Niremperger. Me doy cuenta que fue una causa para que ambos queden como paladines de la lucha contra el narcotráfico y el lavado. Pero no investigaron lo que debían investigar. En el mientras tanto, cajonearon otras causas. Las grandes causas sobre lavado que andan dando vuelta en juzgados federales  jamás se pueden tener a una persona detenida, excepto que se compruebe el delito precedente. No es el caso. Si quisiéramos creer que el hecho precedente, como dijo Niremperger, fue Carbón Blanco, ¿cuál fue la ganancia si el cargamento fue interceptado?  Es una causa inventada para proteger a otras personas seguramente de la provincia del Chaco y aparentar una lucha contra el lavado de activos mentirosa. Pero están en problemas porque cambió el signo político y la verdad saldrá a la luz.

(*) Especial para Perfil.com | Twitter: @LuisGasulla



Luis Gasulla (*)