POLITICA GUERRA DE ESPÍAS

Ariel Garbarz: "Es habitual que se espíe a periodistas para sacar información"

El especialista informático confirmó que los periodistas Gustavo Sylvestre y Mauro Federico fueron hackeados, pero puso en duda que la intrusión partiera desde la AFI. Los detalles y la interna del espionaje.

Ariel Garbarz
Ariel Garbarz Foto:mdzol.com
Ariel Garbarz es especialista en Telecomunicaciones, trabaja en la la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), y es una de las personas que mejor conoce cómo funciona el espionaje en Argentina. Trabaja como perito de oficio, junto al juez Sebastián Casanello, en la mayor causa de pinchaduras, en la que se investigan unas 1300 intervenciones a políticos, periodistas y otras personalidades, que fueron denunciadas en octubre de 2015 por las entonces diputadas Laura Alonso y Patricia Bullrich. Ahora confirmó los hackeos a los correos electrónicos de Gustavo Sylvestre y Mauro Federico, periodistas del Grupo Indalo, que ellos atribuyeron a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

El especialista es más precavido: en diálogo telefónico con PERFIL, afirmó que el hackeo a los periodistas del canal C5N y el diario Ámbito Financiero existió, pero aún no es posible determinar quién lo realizó ni cómo; contó que "en todos los gobiernos" se espió a periodistas; y habló de la posibilidad de una interna de la exSIDE.

Sobre las imágenes publicadas por el portal Adelanto 24, Garbarz contó que "Gustavo y Mauro las reconocieron como propias, que efectivamente eran la bandeja de ellos, con los mismos mensajes, es prueba de que un tercero entró al correo de ellos. El formato en el que están presentados es típico de que sea un hackeo por keyloggers", agrega. Se refiere a un tipo de software que registra todos lo que se tipea en el teclado, para obtener contraseñas y otros datos sensibles."Eso lo que indica es que fueron hackeados, no indica que haya sido la AFI", advirtió el informático. Y consideró que el tipo de intrusión es algo más rústica que los dispositivos que suele utilizar el organismo de inteligencia. "No es el tipo de intercepciones que realiza la AFI; la AFI no utiliza keyloggers". "En esta denuncia todavía no se puede determinar quiénes son" los responsables de la intrusión, "ni qué tipos de aparatos" usaron. "Solamente hay un testimonio de una fuente reservada, que les mandó los emails interceptados", comentó.

Fuentes de AFI se desligaron ayer del caso y negaron que existiera una orden del organismo para espiar a los periodistas, aunque admitieron la posibilidad de que un agente de inteligencia realizara las intrusiones por su cuenta. PERFIL consultó a Garbarz sobre la posibilidad de que el espionaje se haya realizado desde el Estado, pero de manera independiente. "Todos estos equipos tienen una llave digital, normalmente se utiliza una especie de pendrive, solo lo tienen los responsables de las agencias; y hasta que no lo habilitan estos equipos no funcionan, es una tarea específica y programada; si están utilizando los equipos digitales que tiene la AFI, toda pinchadura debería estar supervisada", explicó.

Sin embargo, reiteró que en el caso de Sylvestre y Federico "se sostiene la hipótesis de que esto fue una berretada con un keylogger", y que los periodistas "abrieron un archivo que no tenían que abrir". El técnico conjeturó: "Para mí esto es una tarea tercerizada, esto es una agencia privada de inteligencia; que puede haber sido tercerizada desde la AFI, no lo descarto, pero no es el método habitual que utilizan para hacer inteligencia; tienen herramientas más sutiles, que no se detectan". Y consideró que los espías "tuvieron la intención de que se sepa, de dar un mensaje intimidatorio".

"Es normal espiar a periodistas para sacar información de las fuentes, ver quiénes son los que le pasan información, para ver si hay algún funcionario desleal; eso lo han hecho todos los gobiernos, este, el anterior", resumió. Para Garbarz, el mensaje "no va a intimidar a Gustavo, pero puede intimidar a sus fuentes, o a otros periodistas del grupo (Indalo) que no sean tan famosos".

Guerra de espías. Tanto Adelanto 24 como Ámbito Financiero señalaron como presunto responsable de los hackeos a un agente de inteligencia vinculado al exdirector de Reunión Interior de la exSIDE, Fernando Pocino. Pocino, a su vez, mantenía un enfrentamiento contra Antonio Horacio "Jaime" Stiuso, el ahora famoso espía que está en el centro del caso de la muerte de Alberto Nisman.

¿Puede estar relacionada esa disputa con el espionaje a los periodistas? "Todo el origen de la información huele a una interna entre sectores de inteligencia", dijo Garbarz a este portal. "Hay una pelea entre los dos sectores, para ver cuál termina cobijado por el nuevo gobierno; tienen muchos años de experiencia en la SIDE, en general el mundo de la inteligencia en Argentina responde a uno u otro sector. Unos se consideran víctimas de los otros. Hay que tener mucho cuidado. Es típico de ellos tirar pescado podrido al otro sector, hacer intercepciones como estas y difundirlas para dejar mal parado al otro sector, estos juegos son comunes", resumió.

Para el técnico, "esa interna debe ser secundaria frente a la gravedad institucional de que se espíe a periodistas". "El gobierno no es culpable todavía, pero sí es responsable, porque tiene que ser responsable de la inteligencia, sea la oficial y la ilegal. Tiene todos los recursos para controlar a unos y perseguir a otros. Es responsable por acción u omisión. Ellos están confesando que no tienen control sobre sus propios agentes, eso es grave, si admiten que sus propios agentes pueden tener autonomía para hacer estas cosas", concluyó.

(*) Editor de Perfil.com