POLITICA CAMBIAN ALFOMBRAS Y BUSTOS

Arreglan baños en la Rosada para la visita

Además de hacer modificaciones en los despachos, la secretaría impulsó una lavada de cara integral en el Patio de las Palmeras.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

La inminente visita de Barack Obama generó un minialboroto en la Casa Rosada. Desde el viernes, un ejército de expertos en seguridad y sistemas de la presidencia de Estados Unidos recorre los pasillos de la Rosada, mientras los funcionarios macristas apuran detalles: desde la refacción del Patio de las Palmeras, el arreglo de los baños y la elección de las alfombras, hasta un ensayo sobre cómo será la ceremonia de entrada. Si bien las reformas arrancaron poco después de que asumiera Mauricio Macri, la llegada de Obama aceleró la necesidad de hacer algunos cambios, a la luz de la estrecha bilateral que el Gobierno pretende mantener con los Estados Unidos. Bajo ese mismo impulso, el embajador Noah Mamet tuiteó ayer que no hay “ningún detalle librado al azar”, y difundió una foto que muestra algunos preparativos finales en la embajada.

Por decisión de Macri, las reformas en la Rosada quedaron a cargo de la Secretaría General de la Presidencia. Además de hacer modificaciones en los despachos de Macri y de varios ministros, la secretaría impulsó una lavada de cara integral en el Patio de las Palmeras, donde mandó a reparar las paredes, pintarlas de color mostaza claro, arreglar el pasto y plantar flores: unas rojísimas alegrías del hogar.

Por estas horas, en la Rosada a su vez cierran otros detalles protocolares, como qué alfombra se desplegará sobre la escalera de entrada –la de avenida Rivadavia–, para recibir a Obama el miércoles a las 11.30. Aunque no perciba el cambio, una vez adentro Obama contemplará el nuevo orden, ahora con criterio cronológico, que Macri instauró en la sucesión de bustos presidenciales. Después de hablar a solas con Macri en el Salón Evita, ambos presidentes se dirigirán al Salón Blanco.

Ahí, Obama y Macri darán una conferencia de prensa y la principal preocupación es acondicionar el salón y arreglar los baños más cercanos, algunos francamente deteriorados.



Andrés Fidanza