POLITICA


Arzobispo Zecca en Tucumán: "No es un día para ahondar en la grieta"

En su homilía del Tedeum por el Bicentenario de la Independencia, monseñor hizo un llamado de unidad al pubelo argentino.


Foto:Dyn

El arzobispo de Tucumán, Alfredo Zecca, destacó en el Tedeum por el Bicentenario de la Independencia que este "no es un día para ahondar en la grieta, sino para recoger en el pasado líneas inspiradoras de vida" para llevarlas al futuro.

En su homilía en el Tedeum ofrecido en la Iglesia Catedral, al que asistieron el presidente Mauricio Macri, gobernadores e invitados extranjeros, destacó al "judeocristinamismo como pilar de la cultura occidental" y recordó que los próceres de la Independencia plasmaron la "consigna de conservar la unidad nos legaron el acta" constitutiva de la Nación. 

El arzobispo convocó a la población a que el "clima de unidad" de las celebraciones por el Bicentenario de la Independencia "se haga realidad en la patria". En ese sentido, Zecca, advirtió que el ideal de una Argentina donde la fraternidad, la solidaridad y el bien común incluyan a todos "está muy lejos de haberse alcanzado".

El prelado aseguró que "la libertad no está exenta de riesgos y de concepciones falaces" y alertó que "la aparente licitud de todo, la libertad absoluta, es una ilusión que lleva a la esclavitud". "La búsqueda desenfrenada del poder, del placer, del dinero, del dominio de la naturaleza sin respetarla conducen, irremediablemente, a la esclavitud expresada de diversas maneras", sostuvo.

Y, agregó: "No son sino expresión de una libertad mal entendida de la que algunos se aprovechan y otros son víctimas". Además, abogó por la búsqueda de coincidencias entre los argentinos al señalar que "no hay consenso sino donde no hay diálogo" y expresó que "la mayoría no tiene siempre la razón, ni crea la verdad".
 



Redacción de Perfil.com