POLITICA

Aún después del suicidio, las familias de Delhon y Paladino se mantienen unidas

Oriundos de la zona sur del Conurbano, se conocieron y se volvieron muy amigos a través de sus hijos.

Jorge Delhon en una foto reciente. Cinco años atrás le donó un riñón a su hijo menor.
Jorge Delhon en una foto reciente. Cinco años atrás le donó un riñón a su hijo menor. Foto:Facebook

Los que no pueden (ni quieren) creer la versión de las coimas recuerdan una escena para pintar su generosidad: hace cinco años le donó un riñón a su hijo menor, Lorenzo Tadeo Delhon, quien marchaba derecho hacia el tratamiento de diálisis. El abogado Jorge Delhon, muerto el martes pasado, tenía cuatro hijos. Lorenzo era el menor: tenía 11 años al momento de la operación, realizada en el Hospital Italiano.

Si bien el gesto del trasplante no inhibe la posibilidad de que haya cobrado sobornos durante su paso de tres años por Fútbol para Todos –unos 4 millones de dólares, según denunció el ex CEO de Torneos y Competencias Alejandro Burzaco–, apunta a mostrar su costado más humano, familiero y bonachón. Así lo describen sus conocidos. Un amigo de Delhon, aparentemente suicidado en las vías del tren Roca, agrega otro dato en su defensa: “Iba todos los días a trabajar en tren, desde su casa de siempre en Banfield a su estudio. Cuando se mató tenía un traje y unos zapatos que usaba hacía muchos años”. Y ensaya una hipótesis sobre su muerte: “Lo abrumó la situación, el qué dirán de su entorno”.

El planteo busca contradecir la información que dio Burzaco ante los fiscales de Nueva York. Durante el juicio que se le sigue a tres ex directivos de la Confederación Sudamericana de Fútbol, y a su vez en busca de reducir la pena en su contra, Burzaco aseguró: “Pagamos un total de coimas a estos dos caballeros de aproximadamente 4 millones de dólares”.

Se refería a Delhon y al coordinador general de Fútbol para Todos, Pablo Paladino. Oriundos de la zona sur del Conurbano, Paladino y Delhon se conocieron y se volvieron muy amigos a través de sus hijos. En el Balmoral College, una de las escuelas más caras de Banfield (en un municipio sin tantas alternativas privadas), los hijos varones de ambos coincidieron en el equipo de fútbol.

Minutos antes de saltar hacia la vías del tren, cuando ya se había difundido la declaración del ex CEO de TyC, Delhon llamó a Paladino. “Es un amigo entrañable y le dije que venga a mi casa. Es un hombre intachable, es imposible que sea vea en esta situación. Yo estoy metido en la política, soy un tipo del proyecto nacional y popular, pero él no lo pudo soportar”, aseguró Paladino. Tras su muerte, las familias de ambos siguieron (y siguen) en contacto.

Delhon estaba casado con Mónica Beatriz Linares, una profesora de educación física de Banfield. Vivían en un caserón coqueto de 352 metros cuadrados, herencia de la mamá de su esposa. Según la declaración jurada que presentó ante la Oficina Anticorrupción, obligado por su cargo de asesor legal en Fútbol para Todos, su patrimonio era de 929.478 pesos. Su día a día real tampoco parecía exceder la condición de una clase media apenas alta.

En 2003 fue vicepresidente del Ente Regulador del Agua, y después tuvo un puesto técnico en el Registro Nacional de Infractores a la Ley del Deporte, dependiente del Ministerio de Justicia.