POLITICA


Báez indicó que la plata era de operaciones inmobiliarias

El empresario kirchnerista presentó un escrito ante el juez federal y desvinculó a su hijo. Los detalles. Denegaron su pedido de excarcelación. 


Foto:dyn

El detenido empresario kirchnerista Lázaro Báez rechazó las acusaciones por lavado de dinero que le hizo el juez Sebastián Casanello, mediante un escrito en el que dijo que el dinero que se contaba en la financiera conocida como "La Rosadita" eran de operaciones inmobiliarias, puso en duda la validez de las grabaciones con ese episodio y pidió su excarcelación, que fue rechazada por el magistrado. 

Báez, su hijo Martín y otros tres acusados se negaron a responder preguntas del juez Sebastián Casanello y del fiscal Guillermo Marijuán.

Pero entregaron sendos escritos en los que cuestionaron la validez jurídica de uno de los principales elementos de cargo, la filmación de una cámara de seguridad que muestra a varios imputados contando grandes cantidades de dólares en la financiera SGI, conocida como "La Rosadita", y que fue difundida por Canal 13.

En tanto, trascendió de fuentes judiciales que Báez explicó en el escrito que presentó al juez que planeaba "comprar un campo" con el dinero que acomodaban en el video su hijo Martín y el contador Pérez Gadín. Detalló operaciones inmobiliarias, aparentemente para justificar la existencia de altas sumas de dinero en efectivo y probar que fueron trámites legales. En una parte recordó que "el 19 de junio de 2005, Austral Construcciones compró a Northlands Asociación Civil de Beneficencia (Cuit 33-53815554-9) su campo de deportes ubicado en la Calle Patricias Argentinas S/N, Parcela 1646 e, en la suma de dólares estadounidenses seiscientos cincuenta mil (USD 650.000)".

Ese predio estaba ubicado en Tortuguitas, partido de Malvinas Argentinas, en el norte del Gran Buenos Aires. Y explicó: "Por la venta de unidades se percibieron desde el 1/8/2008 al 27/1/2012 la suma de USD 6.677.129", en referencia a lotes, parcelas e inmuebles de ese lugar.

 Además, Lázaro Báez habría tratado de desligar a su hijo Martín, argumentando no entender el por qué de su imputación. "No alcanzo a comprender el por qué mi hijo, que únicamente ha colaborado en mis negocios y bajo mis instrucciones, es también convocado en carácter de imputado", agregó.

Y justamente el hijo de Báez, Martín, deslizó que el dinero era de su padre, a quien definió como "un importante empresario". El empresario también argumentó: "El sólo hecho de contar dinero no lava nada. Si el dinero está sucio así queda y si es dinero limpio también se mantiene en esa condición", según informó el sitio tn.com.ar.

Casanello y Marijuán también participaron en las indagatorias a César Gustavo Fernández (titular de SGI) y Walter Zanzot (presidente de la compañía de aviones privados Top Air), que aparecían en el video de "La Rosadita" y se negaron a declarar.

Tras la ronda de indagatorias, las defensas de Báez y Pérez Gadín (de momento, los únicos detenidos; desde antes está preso el financista Leonardo Fariña, quien debe declarar el próximo viernes) pidieron las respectivas excarcelaciones, que fueron denegadas.



Redacción de Perfil.com