POLITICA


Barone, otra vez poeta: tildó de "superficial" y "chato" a Insaurralde

El columnista de 678 le dedicó su texto a Capitanich y a Kicillof, "los elegidos". El intendente de Lomas, con los opositores.


Foto:Cedoc

El periodista de la TV Pública, Orlando Barone, volvió a escribir sobre la coyuntura política en forma de poema. Esta vez, analizó el panorama actual del kirchnerismo donde pidió "profundizar un Gobierno que ya es profundo" y colocó al candidato electo Martín Insaurralde con los opositores. 

Después de escribir "La bella mierda" -dedicado al frustrado 7D, donde pidió por la implementación de la Ley de Medios- y "Las balas de tintas" -donde enumeró sus críticas al Grupo Clarín-, el panelista volvió al ruedo con un texto enclave de poema publicado en el sitio Diario Registrado, donde es columnista.

Para Barone, "los elegidos" para la "profundización" son los flamantes ministros Axel Kicillof y Jorge Capitanich. Por el contrario, quién encabezó la lista de diputados bonaerenses del kirchnerismo, Martín Insaurralde, es un opositor más.

"Lo profundo no es chato, ni superficial. Ni espumajear. No es olear por arriba. Ni 'carriosear', 'binnerear' o 'massear'. Tampoco 'insaurraldizar'", señaló en un pasaje del texto. De esa forma, el periodista de 678 se sumó al pelotón de kirchneristas que cuestionan a quién representó a ese espacio político en las elecciones legislativas del mes pasado.

El texto completo:

"Profundizar" es ahondar,

cavar, penetrar;

kirchnerear, cristinizar,

peronizar, y argentinizar.

Es continuar

y soberanizar.

Es cavar, remover,

escrutar, sutilizar

e indagar.

No es retroceder ni encogerse.

Ni abandonar.

No es ajustar, excluir

ni empobrecer.

Su antónimo es

"Clarinetear".

 

Lo profundo no es chato,

ni superficial. Ni espumajear.

No es olear por arriba.

Ni "carriosear", "binnerear"

o " massear". Tampoco

"insaurraldizar".

Profundo es profundo.

Es nasal, pulmonar y cerebral.

Es la aventura

de la honda respiración.

No es para opositores

de cautiverio clásico,

ortodoxo, temerosos

de quedarse sin aire

ya antes de la inmersión.

 

Se trata sencillamente

de nadar, no de flotar;

de cómo se profundiza

un gobierno ya profundo,

y hasta cuánta profundidad

los argentinos

somos capaces de alcanzar.

 

Capitanich y Kicillof

son los elegidos para bucear".



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Nuevo poema de Barone
  • Críticas a Insaurralde
  • Orlando Barone
  • Martín Insaurralde
  • cultura K