POLITICA CORTOCIRCUITO CON LA CANCILLER

Bergman criticó la postura de mantener negocios con Irán

El rabino y ministro objetó la posición de Susana Malcorra, quien se había mostrado proclive a afianzar el vínculo comercial.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil
El futuro de la relación bilateral con Irán generó el primer cortocircuito dentro del gabinete de Mauricio Macri, cuando el ministro de Ambiente, el rabino Sergio Bergman, salió a criticar la postura de la canciller Susana Malcorra.
La ministra de Relaciones Exteriores sorprendió a propios y ajenos cuando tres días antes de asumir al frente del Palacio San Martín afirmó: “Hay que generar una vinculación comercial con Irán. Eso formará parte de la agenda. Si tenemos una oportunidad de vender trigo e Irán lo puede pagar, no veo por qué no hacerlo”.
Bergman se mostró ofuscado por la posición de Malcorra y la criticó públicamente durante una conferencia que dio en la sede Pilar de la Sociedad Hebraica el domingo pasado, tras resaltar la decisión del Gobierno de no apelar el fallo que declaraba inconstitucional el memorándum de entendimiento con Irán.
“Me parece pésimo lo que dijo la canciller de que haya que negociar con Irán acuerdos comerciales. Con Irán, no hay que hacer negocios. No hay que venderles nada. Voy a oponerme en todo momento a esto y lo voy a plantear en el gabinete las veces que sea necesario”, afirmó.
Su postura coincidió con la del vicepresidente de la AMIA, Thomas Saieg, quien también salió a criticar a la canciller en una entrevista con la Agencia Judía de Noticias. “Nos preocupa que cuando hay un diálogo con Irán se hable de negocios y no se hable de entregar a los imputados. Por un lado, se está derogando el memorándum, pero por otro lado la flamante canciller dijo que va a negociar comercialmente con Irán y, claramente, esto es una contradicción”, señaló. “Pero sabemos que nunca se dejó de negociar con Irán, no sólo eso, sino que se incrementó. Sin embargo, pensamos que aparte de tener negocios, deberían trabajar ahora que se deroga el memorándum sobre cómo se van a entregar las personas imputadas en el atentado que sufrió Argentina”.
Pese a mostrarse contrariado, Bergman reconoció en privado que es muy difícil prohibir el comercio de materias primas que existe con Teherán, pero prometió “que va a hacer todo lo posible por evitar que se busque incentivarlo desde el Estado”.
Durante 2014, el último año informado oficialmente por el Indec, la Argentina le vendió a Irán productos por US$ 929 millones, lo que permitió acumular un total exportado de US$ 7.491 millones durante los dos gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner, sin contar lo vendido en 2015.
A esto hay que sumarle la denuncia del fiscal Alberto Nisman contra Cristina Kirchner y el por entonces canciller Héctor Timerman que sostenía que se había negociado el intercambio de granos por petróleo para asegurar la impunidad de los acusados iraníes de haber sido los autores ideológicos del atentado a la AMIA.
Durante la conferencia en Hebraica, el ministro de Ambiente también criticó a la comunidad judía porque “nunca estuvo a la altura de las circunstancias en el caso AMIA” y sostuvo que sus “dirigentes tienen que dar explicaciones por su actuación” en la investigación del atentado.

Hernan Dobry