POLITICA COLETAZOS DEL SUPERCLASICO

Berni, bajo la lupa por el operativo, bajaría su candidatura a gobernador

El secretario de Seguridad quedó sensiblemente afectado ante la opinión pública por los incidentes en la cancha de Boca Juniors.

PERFIL COMPLETO

Foto:Pablo Cuarterolo

El accidentado superclásico del jueves por la noche trajo consecuencias para los clubes y para algunos de sus jugadores y dirigentes. Pero también para ciertos personajes de la política involucrados en la seguridad del evento. Así, el baño de humildad que propuso CFK podría llegar en los próximos días para el precandidato a gobernador bonaerense, Sergio Berni. El secretario de Seguridad quedó sensiblemente afectado ante la opinión pública por los incidentes en la cancha de Boca Juniors.

Pero Berni tiene otro problema. Su sostén en la carrera por la Provincia era otro precandidato, Diego Bossio, que se bajó sorpresivamente tras una reunión con Cristina Kirchner en Olivos. Bossio y Berni planeaban una fórmula en conjunto. Tras la baja de Bossio, el secretario de Seguridad ratificó su postulación. Pero tendría las horas contadas en ese objetivo. La lista de candidatos que se bajaron se completa con Patricio Mussi y Fernando “Chino” Navarro, que se dieron su baño de humildad la semana pasada, tras la orden de la presidenta de la Nación.

No se puede sostener la candidatura de Sergio. Se cae por su propio peso”, confió uno de los allegados al funcionario. No se bajará ahora, que está en medio del conflicto, pero después de unos días llegará la noticia, según confiaron quienes lo conocen. Es que Berni estuvo al frente del operativo de seguridad en la Bombonera durante el superclásico que fue suspendido por incidentes.
Todavía falta que se despidan otros dos, los intendentes de La Matanza y Lomas de Zamora, Fernando Espinoza y Martín Insaurralde.

El combate contra la inseguridad es uno de los pilares del discurso de Berni, que ya atravesó un momento complicado tras la muerte del fiscal Alberto Nisman.

El funcionario se mostró enfurecido el jueves con el presidente de Boca, Daniel Angelici. Le aseguró a su entorno que fue el propio Angelici el que deslizó que el gas pimienta había sido disparado por la Federal. “Si esto sigue así vamos a la guerra”, les dijo a sus colaboradores. La bronca de Berni tiene que ver con lo mal que quedó visto el operativo de seguridad en torno al superclásico.



Mariano Confalonieri / Ezequiel Spillman