POLITICA EL PLAN B

Binner analiza ‘resucitar’ el FAP si se rompe UNEN

PERFIL COMPLETO

Si se llega a romper del todo el Frente Amplio UNEN, Hermes Binner ya tiene una estrategia en la cabeza: quiere rearmar el Frente Amplio Progresista, que lo llevó al segundo puesto en las presidenciales de 2011.
El futuro de UNEN depende hoy de la decisión que tome la Unión Cívica Radical, que no termina de decidir si va a jugar adentro o cerrará alianzas con Mauricio Macri o Sergio Massa. Mientras tanto, en el socialismo decidieron seguir avanzando con sus aliados de confianza: Margarita Stolbizer, del GEN; Humberto Tumini y Victoria Donda, de Libres del Sur; y Pino Solanas, de Proyecto Sur.  Son los mismos socios con los que se armó el FAP en 2011. De hecho, en el brindis de fin de año del PS, Tumini se apareció con el pin del FAP. El jueves, Binner los reunió para almorzar y ratificar el “rumbo de centroizquierda”. Y volvieron a descartarse acercamientos con el PRO o el Frente Renovador. Binner confía en que por lo menos un sector del radicalismo terminará jugando en UNEN. Miran con atención a Julio Cobos, que la semana pasada ofreció compartir fórmula, y a Ricardo Alfonsín. Pero reconocen que no se pueden quedar esperando a lo que decida el radicalismo.
Por ahora se frenó la presentación del programa a la espera de mayor claridad. Y Binner les mandó un mensaje a los radicales al ponderar la “coherencia, a pesar de que algunos les duela”. En su entorno reconocen la caída en las encuestas, pero creen que se recuperará.

G.Z.