POLITICA FRENTE A LOS PROBLEMAS JUDICIALES

Boudou se apoya en las empleadas del Senado y su equipo de fútbol

Se hacen llamar Las Pochas, son trabajadoras legislativas, compiten en la liga femenina y el jueves pasado lo buscaron al vice para fotografiarse en una fiesta parlamentaria.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Eufórico, exultante, indómito. Así lo vieron a Amado Boudou en su vuelta a las pistas el jueves pasado a la madrugada en la fiesta del gremio de legislativos del Congreso, organizada en el Palais Rouge, en la Costanera. El vicepresidente, cuentan los asistentes, “volvió a sentirse vivo”, incluso se animó a subir al escenario, cantó, bailó, habló en público y –sorprendió– tarareó los temas del artista invitado, César “Banana” Pueyrredón.

El multiprocesado vicepresidente se fue en plena madrugada, pero antes recibió el cariñoso apoyo de sus “chicas” en el Senado, mucho más “estimuladas” con el charme de su jefe desde que se enteraron que se terminó su relación con Agustina Kämpfer. Las asesoras de Amado ahora saben que el vice vive desde hace meses solo en su departamento de Puerto Madero, frente al Hotel Hilton.

Una de las fotos que más sorprendió de la noche fue la que se tomó con las integrantes de Las Pochas, el equipo de fútbol femenino oficial del Senado. No sólo trabajan en distintas áreas del Senado para él: muchas de ellas lo admiran y se morían, reconocen, por una foto con el nuevo soltero. “Sí, soy fanática de Amado, además banco este proyecto y no me importa que esté procesado”, reconoce en diálogo con PERFIL Jazmín Toledo, una joven asesora, tan colorada como Kämpfer, que subió a su Facebook una foto con el vice, como trofeo de la noche. En las redes sociales se empezó a hablar en pocas horas de “la nueva colorada” de Amado. Pero era apenas una asesora de una de sus dependencias.

Jazmín tiene 24 años, juega de 3 en el equipo y es una de las “defensoras” de Las Pochas, el equipo que se reconoce como “representante del Senado” en un torneo que organiza la Asociación de Personal Legislativo (APL), el gremio que organizó la fiesta del jueves.

Toledo admira políticamente al vicepresidente y por eso se sacó la foto con las demás integrantes del equipo de Las Pochas. Ella trabaja en la Dirección de Recursos Humanos del Senado, donde fue designada en julio de 2013 como personal temporario. Cuentan en el equipo de fútbol, que tienen sus propias remeras, que hay cinco grupos de jugadoras en el Congreso, las que representan al Senado –ellas–, las de la Biblioteca, de la Imprenta, de Diputados y de la Dirección de Ayuda Social.

La algarabía de Boudou podría no durar tanto porque las próximas semanas podrían llegar malas noticias desde los tribunales de Comodoro Py, que lo investigan por cohecho –recibir dádivas– y negociaciones incompatibles con la función pública, en el marco de la causa Ciccone.

La próxima semana no va a ser fácil en términos judiciales para el vice. El martes, los integrantes de la Cámara Federal convocaron a sus abogados y deberán decidir si mandan a juicio oral a Boudou en 2015, por la causa que lo investiga por haber falsificado los papeles de un auto Honda en 1992, justo en plena campaña electoral. Además, el juez Ariel Lijo avanza con los peritajes de sus cuentas en la causa por enriquecimiento ilícito. Allí tampoco habría buenas novedades para su futuro político.



Lucas Morando