POLITICA


Boudou y una sospechosa tarjeta personal que lo complica aún más

Una tarjeta de Eduardeo "Cachi" Romero, su secretario personal, apareció en la imprenta. Qué decía.

Eduardo Romano, secretario de Boudou.
Eduardo Romano, secretario de Boudou.
Foto:Cedoc

Siguen apareciendo pistas que involucran a Amado Boudou y a su entorno en el Caso Ciccone. Esta vez se trata de una tarjeta personal de su secretario, que fue hallada en la ex imprenta Ciccone Calcográfica durante un hallanamiento.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La tarjeta pertenece a Eduardo "Cachi" Romano, secretario privado del vicepresidente, que la reconoció como suya. El papel tiene escrito "Casa de la Moneda" y las palabras "Claudia a directorio". 

Romano declaró ayer ante el juez Ariel Lijo durante cuatro horas y, entre otras cosas, reconoció que la letra era suya. También tuvo que responder por llamados telefónicos al departamento de Boudou en Puerto Madero en la época en la que, según la denuncia, era ocupado por Alejandro Vandenbroele, dueño de The Old Fund, la sospechosa empresa que aportó fondos para el salvataje de la imprenta.

Sobre las tarjetas personales, el secretario explicó que repartía hasta 600 por año y que podrían estar en cualquier parte. Además, reconoció su letra en la leyenda "Casa de la Moneda".

El funcionario ofreció aportar su teléfono celular para contrastar los llamados en manos del juez con los números a los que correspondían. Sus colaboradores tuvieron que ir a buscarlo al Senado, pero Lijo no dio cuarto intermedio. Luego le consultó por los llamados que se realizaron mientras ocurría el salvataje de Ciccone y el ingreso de fondos de The Old Fund.

De las llamadas de José María Núñez Carmona dijo que eran frecuentes porque son amigos y fueron juntos con Boudou a la escuela. Reconoció que solía visitar el Ministerio de Economía cuando Boudou lo dirigía, pero dijo que no tenía acceso irrestricto, contaron fuentes judiciales al diario La Nación.

Romano también afirmó que "eran parte de la rutina laboral dado su cargo" las llamadas con Guido Forcieri, jefe de Gabinete de Boudou en el Ministerio de Economía. Un funcionario de AFIP denunció que Forcieri le pidió que facilite el salvataje de Ciccone porque le interesaba a Economía mantener la empresa, y que le presentó a Núñez Carmona como encargado del asunto.

Lijo le consultó por tres llamadas realizadas desde su teléfono fijo. Ese número, que empieza con 4311, estaba escrito en el reverso de un cheque de The Old Fund depositado para inyectar dinero en Ciccone, y pertenece en realidad a un estudio jurídico. Romano dijo que no recordaba las comunicaciones.

Sobre las llamadas a Rear View, el edificio de Puerto Madero donde supuestamente residió Vandenbroele, duraron menos de 10 segundos. "Cachi" sostuvo que probablemente se dispararon solas, y que tenía agendado el número como perteneciente a Boudou, antes de que se mudara al departamento del Madero Center.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Eduardo Romano
  • Amado Boudou
  • Secretario Privado
  • Caso Ciccone
  • Boudou a Indagatoria
  • tarjeta personal
  • Casa de la Moneda
  • Juez Ariel Lijo
  • The Old Fund
  • Alejandro Vandenbroele
  • Departamento de Boudou en Puerto Madero
  • José María Núñez Carmona
  • Guido Forcieri