POLITICA PRESUNTOS SOBORNOS

Brasil instruyó a dos abogados de Odebrecht para que comiencen a colaborar en Argentina

Se espera que en los próximos días, los representantes legales entren en contacto con la Justicia. Existen siete investigaciones en curso. Deberán aportar pruebas sobre el pago de coimas por Us$ 35 millones.

Tres ex presidentes peruanos en la mira por el caso Odebrecht
Tres ex presidentes peruanos en la mira por el caso Odebrecht Foto:Cedoc

El 1º de junio es la fecha límite para que la constructora de Marcelo Odebrecht presente ante la Justicia argentina las pruebas y los testimonios del pago de US$ 35 millones en sobornos a funcionarios argentinos e intermediarios privados para obtener obras públicas durante los último diez años. El proceso de colaboración ya está en marcha, gracias a un acuerdo entre los fiscales de Curitiba –a cargo de la investigación del caso Lava Jato– y los representantes legales de la constructora brasileña.


En las últimas semanas, los investigadores de Brasil instruyeron a dos abogados de Odebrecht para que inicien los contactos con el fiscal Sergio Rodríguez, a cargo de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA), dedicada a casos de corrupción, confirmaron a PERFIL fuentes judiciales. Los representantes legales de la constructora deberán entablar una negociación en el marco de la nueva ley del arrepentido o “colaborador eficaz” y comenzar el proceso de colaboración que podría confirmar algunos de los casos de coimas y destapar nuevos pagos de sobornos.


La Justicia espera que los testimonios y documentos que los brasileños podrían entregar permitan esclarecer cómo funcionó la red de pago de sobornos de Odebrecht en la Argentina: quiénes son los funcionarios coimeados; quiénes operaron como sus intermediarios; qué circuito financiero se utilizó. El alcance de estas pruebas podría comprometer directamente al ex secretario de Transpor te Ricardo Jaime; al ex ministro y actual diputado Julio De Vido; a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner; y hasta al primo de Mauricio Macri, Angelo Calcaterra; y al jefe de la Agencia Federal de Inteligencia, Gustavo Arribas.


En el caso de Perú y República Dominicana, los abogados de Odebrecht ya establecieron acuerdos, la devolución de sumas millonarias y hasta terminaron aportando pruebas para la detención de funcionarios. En la Argentina, el acercamiento podría darse en los próximos días, confiaron fuentes del caso. ¿Qué puede ofrecer la Justicia argentina a cambio de la colaboración? La morigeración en la pena.


Existen siete investigaciones en curso en el marco del capítulo argentino del Lava Jato que requieren de estas pruebas para avanzar. La obra del soterramiento del ferrocarril Sarmiento es la protagonista de cuatro expedientes. Uno de ellos es contra Jaime: su paasesor y testaferro, Manuel Vázquez, reclamó un pago US$ 80 mil a los ejecutivos de Odebrecht y los brasileños aseguran que se trató de una coima por el soterramiento. Además, la constructora Iecsa, del primo de Macri, comenzó a ser investigada por la reactivación de esta obra durante la gestión macrista, luego de una denuncia de CFK.


El caso también es uno de los principales hechos de la investigación del fiscal Rodríguez, que se centra en la maniobra global del Lava Jato en Argentina y todas las obras públicas sospechadas. Además, el fiscal Carlos Stornelli abrió una investigación preliminar por el supuesto pago de sobornos por US$ 35 millones admitidos por ejecutivos de Odebrecht.


El caso contra el jefe de la AFI, Gustavo Arribas, también podría incluirse en el acuerdo. El funcionario recibió en 2013 dinero de una off shore utilizada por Odebrecht para pagar sobornos. En otro caso, el fiscal Federico Delgado pidió esta semana que el financista Leonardo Meirelles también declare para aportar información por una obra de Odebrecht en la construcción de una planta potabilizadora de AYSA. El ex titular de la empresa de aguas, Carlos Ben, está imputado por un supuesto sobreprecio de $ 300 millones.


El acuerdo entre los fiscales de Curitiba y Odebrecht fue firmado el 1º de diciembre, pero no trascendió hasta enero. El documento al que accedió este medio da libertad a Odebrecht para viajar a otros países y pedir un tratamiento especial a cambio de revelar pagos de coimas o pagos indebidos en el extranjero. Pero sólo tienen tiempo hasta junio. En Brasil, ya declararon unos 77 ejecutivos de Odebrecht. Si para junio, la compañía no colaboró con la Argentina, entonces los fiscales brasileños estarán en condiciones de enviar todo lo que esos empresarios y empleados de la firma declararon sobre coimas a funcionarios argentinos.