POLITICA POR DECISION DEL PRESIDENTE

Bullrich aún tiene respaldo y hasta salió de "timbreo"

A pesar del caso Maldonado, la ministra de Seguridad tiene un 55% de imagen positiva.

Sonriente. La ministra de Seguridad participó de la recorrida de Cambiemos por Berazategui.
Sonriente. La ministra de Seguridad participó de la recorrida de Cambiemos por Berazategui. Foto:Cedoc Perfil

Reuniones, llamados y chats de Whatsapp y Telegram. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, tuvo semanas con un contacto prácticamente cotidiano con el presidente Mauricio Macri, quien en privado sigue siendo el principal sostén de la funcionaria en medio del caso Maldonado.

A tal punto que, en los primeros días que fue creciendo el tema, el jefe de Estado defendía a la Gendarmería con los argumentos que le daba la ministra.

Ante sus íntimos, Macri destaca que Bullrich es obsesiva con el trabajo y la pondera en la lucha contra el narcotráfico. Sin embargo, no son pocos los funcionarios de Cambiemos que admiten, off the record, que su defensa cerrada de la Gendarmería así como algunos excesos verbales podrían complicar su futuro político.

“La bancó en todas las reuniones. No tenemos por qué suponer otra cosa. Nunca notamos un cuestionamiento a su trabajo con respecto a Maldonado”, confían en el entorno de la ministra.

Una encuesta que circuló esta semana por Casa Rosada también explica el apoyo del Presidente: a pesar del caso Maldonado, la ministra tiene un 55% de imagen positiva. Eso explica también que Bullrich, al igual que el resto de los integrantes del gabinete, haya participado ayer en el timbreo de campaña de cara a las elecciones del 22 de octubre. A la ministra de Seguridad le tocó Berazategui.

El martes, Bullrich estuvo en la Rosada. Más tranquila por los resultados negativos de los ADN en las camionetas de Gendarmería, fue la única ministra de un área específica que firmó un acuerdo con el embajador de Israel en la previa a la conferencia conjunta de Macri y el primer ministro Benjamin Netanyahu.

Con quien se pueden ver chispazos es con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien critica un exceso de “personalismo” de la ministra. “Marcos quiere el control de la comunicación absoluta, pero no es sólo por el tema Maldonado, sino en general”, explican fuentes oficiales.

Tampoco tienen una sintonía perfecta Garavano y Bullrich, aunque en Casa Rosada apuntan que les toca jugar “al policía malo y policía bueno” en muchos casos.


“No dijeron la verdad”

El ministro de Justicia, Germán Garavano, sostuvo que “hay gendarmes que no dijeron la verdad” al inicio de la investigación por la desaparición de Santiago Maldonado y pidió terminar con “operaciones o mentiras que se les dicen a los jueces”. Garavano consideró que “lo que hoy está saliendo a la luz” es que “probablemente” haya gendarmes que “no dijeron la verdad en un primer momento” sobre su actuación durante el desalojo de la protesta mapuche en Esquel.

En declaraciones radiales, el ministro les pidió al juez Guido Otranto y a la fiscal Silvia Avila que “redoblen los esfuerzos con todo el apoyo del Estado para tratar de saber qué pasó”.

Garavano apuntó contra la “construcción política” que dijo observar en torno al “caso Maldonado” y, en su momento, al “caso Nisman”.

“Empieza a haber operaciones o mentiras que se les dicen a los jueces y eso también como sociedad es lo peor que podemos hacer. En otros países, cuando uno le miente a un juez, o presenta documentación falsa, tiene severas condenas”, dijo el ministro.