POLITICA

Bullrich: el Gobierno busca ser "prudente" y aplicará "paso a paso" el protocolo antipiquetes

La ministra de Seguridad aseguró que ya se está implementando pero no quieren ser "carne de cañón" de las provocaciones.

Foto:Cedoc

La ministra de Seguridad Patricia Bullrich confirmó hoy que el protocolo antipiquetes ya se está "aplicando", aunque advirtió que la decisión del Gobierno es avanzar "paso a paso" en este tema para evitar ser "carne de cañón de provocaciones de quienes quieren que vayamos más allá de lo que tenemos que ir".

"Nosotros queremos ser prudentes y le decimos a la gente que vamos a ir paso a paso, con aproximaciones sucesivas porque, en muchos casos, vemos que las cosas se hacen a propósito para intentar ver cómo reaccionamos", alertó Bullrich en diálogo con Radio Continental.

La ministra de Seguridad sostuvo que el protocolo “ya se está aplicando", aunque insistió en que las autoridades quieren "ser prudentes" en su puesta en marcha para evitar conflictos con ciertos sectores, y aseguró que su implementación se realizará "con tranquilidad pero con firmeza".

El 24 de febrero, con motivo del paro convocado por ATE se realizaron cortes de calle y ruta en todo el país, a pesar de lo cual la policía no intervino para liberar las vías terrestres. Tras las críticas, el secretario de Seguridad Interior, Gerardo Milman, aseguró que el protocolo se aplicó, dado que “no hubo ningún acceso a la ciudad que fuera interrumpido”.

Pero de a poco empezaron a verse los cambios en la política oficial frente a la protesta. El 4 de marzo, una custodia policial impidió el corte total de la Avenida 9 de Julio durante una marcha del Frente Popular Darìo Santillán. Cuatro días después, en Mendoza, tres dirigentes fueron imputados tres dirigentes gremiales fueron imputados por los cortes del 24 de febrero.

“Si miran las últimas manifestaciones verán que no hubo cortes de puentes y policía en cada uno de los lugares", destacó Bullrich en defensa de la efectividad del protocolo, que fue duramente cuestionado desde la izquierda, los sindicatos y los movimientos sociales por considerarlo violación del derecho a la protesta.

"Vamos a avisarle a las organizaciones sociales que no podrán cortar las calles. Si se corta sin programación, el procedimiento es que llegan las fuerzas federales, se le avisa a la gente que está en curso el artículo 194, se le pide que se retire, y si no, se procede a retirarlos de la calle", remarcó la funcionaria.



Redacción de Perfil.com