POLITICA SEGURIDAD

Patricia Bullrich busca apoyo en EE.UU. para luchar contra el narcotráfico

La ministra de Seguridad se reunió con responsables de seguridad de ese país. Plan contra las drogas y el crimen organizado.

Patricia Bullrich en una reunión con la DEA con quienes acordaron seguir el trabajo en equipo para seguir combatiendo al narcotráfico.
Patricia Bullrich en una reunión con la DEA con quienes acordaron seguir el trabajo en equipo para seguir combatiendo al narcotráfico. Foto:Twitter/ PatoBullrich
La ministra de Seguridad Patricia Bullrich se reunió este viernes en Washington con responsables de la seguridad de Estados Unidos, para conseguir apoyo económico en la lucha contra el narcotrafico y el crimen organizado. También los funcionarios argentinos solicitaron la colaboración de expertos de la DEA para colaborar con las fuerzas de seguridad.

La titular de la cartera de Seguridad manifestó ante representnates del Departamento de Estado, el FBI y la DEA su preocupación por el narcotráfico, mientras que desde el país anglosajón mostraron más interesados por posibles células terroristas vinculadas a Hezbollah que pueden estar circulando libremente por la triple frontera. El país norteamericano desea determinar con exactitud cuál es el alcance real de esa red terrorista en esa zona, según pudo saber Santiago del Carril, corresponsal del Buenos Aires Times en EEUU.

Bullrich solicitó que se dupliquen los fondos que son destinados a la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado. Las cifras que se estiman que Estados Unidos destina a la Argentina para el combate contra el tráfico de drogas es cercana a los 715 mil dólares, aunque para la funcionaria es necesario que EE.UU. aumente el monto donado para poder invertir en herramientas que permitan un mejor control.

La ministra y el Departamento de Estado acordaron investigar cuáles son las relaciones de Hezbollah, que para algunos podría no sólo estar vinculado con actividades terroristas sino también con el narcotráfico y el lavado de dinero.

En las distintas reuniones, sobre todo con el FBI, también se debatió la nueva “doctrina” de seguridad que el Gobierno busca implementar a partir de las repercusiones del Caso Chocobar. Según trascendió, se acordó la colaboración de 5 o 6 agentes de la DEA que colaboren aconsejando a las fuerzas de seguridad nacionales.