POLITICA RETIRO

Bullrich y Depetri se cruzaron por el operativo en Comodoro Py

La ministra y el diputado discreparon sobre la magnitud del despliegue de seguridad ante la indagatoria de Cristina Kirchner. La denuncia de Di Tullio.

El fuerte operativo en los tribunales de Retiro fue criticado por el kirchnerismo.
El fuerte operativo en los tribunales de Retiro fue criticado por el kirchnerismo. Foto:DyN

Ayer, frente a un fuerte dispositivo de seguridad, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner se presentó ante el juez federal Julián Ercolini para prestar declaración indagatoria. El operativo conjunto de diversas fuerzas fue dispuesto y orquestado por la ministra de Seguridad Patricia Bullrich pero fue duramente cuestionado por el referente del FPV, Edgardo Depetri.

Bullrich defendió esta mañana el operativo policial desplegado en Retiro al afirmar que salió "perfecto" y atribuyó las críticas del kirchnerismo a la "clara pérdida de un control que se creían que ejercían". "Nos quieren decir lo que tenemos que hacer y nosotros somos gobierno: vamos a hacer las cosas según nuestro buen saber y entender. El operativo salió perfecto", enfatizó Bullrich y reivindicó que "el control de la escena lo tenga el Estado y no la militancia, como sucedió en otras oportunidades".

Sin dar nombres, la ministra salió al cruce de voces críticas que partieron desde el kirchnerismo, como la del abogado Gregorio Dalbón, quien acusó a Bullrich de haber montado un "show" en torno al edificio de Comodoro Py, tras ironizar que, por la cantidad de efectivos desplegados, "parece que va Pablo Escobar Gaviria".

"La queja tiene que ver con que hay una clara pérdida de un control que se creía que ejercían", disparó Bullrich. "Nosotros recibimos un oficio de parte de la Cámara Federal, del doctor Slokar, pidiéndonos que tuviéramos un control total del edificio de Comodoro Py y sus alrededores". La funcionaria insistió: "El territorio lo tiene que cuidar el Estado nacional a partir de sus fuerzas federales y eso fue lo que se hizo adentro y afuera; fue con orden judicial. Al operativo lo seguí permanentemente y me parecía que estaba absolutamente normal".

Ante la postura de la ministra, el diputado Depetri criticó: "Tienen que tapar todo este verdadero desastre, dado que gobiernan para los ricos, con estos shows que hacen sobre Cristina. Es grotesco. Pusieron francotiradores en los techos. Llevaron una brigada antiexplosivos. Coparon la entrada a tribunales con gendarmes. Se dirigían con violencia verbal a nuestra militancia".

Y amplió: "Bullrich nos tiene acostumbrados a esas declaraciones. Es un gobierno titulero. Es un gobierno que le habla a los medios, y a través de los grandes medios creen que eso influye y que de ahí pueden conducir y subordinar el pensamiento y la acción de la mayoría de la sociedad. Eso es Patricia Bullrich. Todos los que estamos en la calle desde hace mucho tiempo, no hemos visto jamás el grado de violencia y de aparatosidad con que se despliegan las fuerzas de seguridad y fundamentalmente ya hemos sufrido la represión en estos 10 meses de Gendarmería o la Federal. Hemos tenido que sacar de la comisaría a los pibes que van a pintar un paredón".

"Nosotros no vamos a entrar en ninguna provocación. Solamente hubo un planteo de querer reprimir a nuestros compañeros, que la propia presencia de Cristina impidió que eso pase a mayor", concluyó.

"Agresión policial". Por su parte, la también diputada nacional por el Frente para la Victoria Juliana Di Tullio denunció que fue agredida "a golpes de puño" por fuerzas de seguridad y acusó al Gobierno de armar "un dispositivo para reprimir". "La Policía me agarró de los pelos y me agredió a golpes de puño. No solo a mí, sino a un montón de compañeros, de militantes, de dirigentes. Había un operativo dispuesto para eso de entre 300 y 500 efectivos, una cosa desmedida, sin razón", señaló. En declaraciones a radio La Red, la legisladora dijo que ayer mismo presentó la denuncia por las agresiones, y cuestionó que "nadie del Gobierno" se comunicó con ella, pese a que es diputada nacional "y es una cuestión institucional". En ese marco, insistió con que el operativo "fue un despropósito enorme" y advirtió que "había un dispositivo para reprimir".