POLITICA VOLVERA AL CONURBANO


Buscan desde el kirchnerismo que Cristina sea candidata el año próximo

La Cámpora la quiere en una boleta con Scioli. Conserva un importante caudal de votantes pero enfrenta cada vez más denuncias. Intensificó su actividad política.

Convocatoria. La ex presidenta estará en Ensenada el jueves junto al intendente, Mario Secco.
Convocatoria. La ex presidenta estará en Ensenada el jueves junto al intendente, Mario Secco.
Foto:Cedoc Perfil
Cristina Kirchner levantó el perfil político desde que regresó a Buenos Aires y en el Frente para la Victoria comenzaron a ilusionarse con su candidatura para las legislativas del año
que viene. 

Era su propia tropa la que le reclamaba más gestos de conducción y acción política. Incluso algunos amenazaban con dejar el espacio si no lo hacía, en un contexto judicial adverso para el kirchnerismo por las denuncias de corrupción.

Cristina Kirchner hará pie este jueves en Ensenada, para participar de un acto que espera sea masivo, en un distrito conducido por el ultrakirchnerista Mario Secco

“Cómo no me voy a entusiasmar con una candidatura de Cristina. Nos entusiasmamos todos”, adelantó el intendente de Ensenada cuando PERFIL le consultó por una eventual postulación de la ex presidenta. Sin embargo, cada vez que le preguntan, CFK responde que “no es momento de hablar de eso”. 

Lo que Fernández de Kirchner define como una crisis económica y política del gobierno de Mauricio Macri la convenció de fortalecer su actividad
política. 

En estos 15 días, CFK homenajeó a Hugo Chávez, estuvo en Avellaneda, en la Villa 31, se reunió con jefes comunales leales para bajarles línea política, y mantuvo dos encuentros simbólicos. Uno con Daniel Scioli, su ex candidato a presidente y actual vice del PJ. El otro, con Hebe de Bonafini, que un día antes había sido cuestionada por Macri.

Se mantiene en contacto telefónico con el ex ministro de Planificación Julio de Vido; con el ex jefe de los espías Oscar Parrilli –también lo ve con frecuencia–; y con el ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández. “Nos dice que hay que contener a los compañeros”, contó uno de los intendentes en diálogo con este diario. 

Después del acto en Ensenada, Cristina Kirchner volverá a Santa Cruz. Pero sólo por un tiempo. Se mantendrá activa políticamente porque cree que es momento de aprovechar lo que, considera, es una caída en la imagen del macrismo.

¿Al Senado? La Cámpora, el núcleo donde ella se sigue recostando para hacer política, la quiere en una boleta el año que viene junto a Daniel Scioli. Pero creen que es mejor que vaya por una banca en Diputados que en el Senado. Aunque no lo reconocen, ese cambio tiene que ver con que es riesgoso competir por una senaduría, siendo que en la provincia de Buenos Aires hay sólo tres bancas en juego y puede quedar afuera si su performance no es buena.

A Ensenada llegará a las 14. Visitará una cooperativa de cien trabajadores en Mosconi, que se habían quedado sin empleo en los 90, y que se juntaron para hacer un emprendimiento propio. “Hoy tienen un capital de 10 o 15 millones de pesos”, describe Secco. Más tarde le hablará al público desde un escenario y luego se dirigirá al teatro municipal a una reunión con 400 dirigentes de base de los distritos de la región, controlados por Cambiemos. 

La idea es que CFK haga una bajada de discurso para aquellos “compañeros que están peleando en sus distritos”.

Cambios. La ex presidenta quiere hacer una limpieza de dirigentes del kirchnerismo, algunos se fueron por impulso propio, a otros los culpa por la derrota del año pasado. “Entre ella y la gente hay un vacío grande que tiene que ver con la dirigencia”, analizó Secco en diálogo con PERFIL

El Instituto Patria informó que, además, la ex presidenta participará de una disertación en Nueva York. Será en la New School University, que ofrece la beca Néstor Kirchner a estudiantes latinoamericanos. Sin embargo, no se informó aún en qué fecha se realizará la charla. 

Mientras en el kirchnerismo se entusiasman, en el peronismo opositor descuentan que será candidata en la provincia de Buenos Aires. 

Cristina Kirchner, por ahora, mantiene cautela pero contiene a la tropa. Y no desatiende el frente judicial, donde cada semana se abren nuevas investigaciones en su contra. Sus desertores, incluso, creen que una eventual candidatura será en busca de fueros para protegerse de sanciones penales.

Por lo pronto, ella seguirá con su actividad política y con sus demandas judiciales para contrarrestar las acusaciones que le llueven desde la oposición. Esta semana llevó a mediación a Margarita Stolbizer y al periodista Eduardo Feimann. Les iniciará juicio civil por daños y perjuicios.