POLITICA LIDER DE LA CGT OFICIALISTA

Caló en problemas: lo investiga la Justicia y pierde peso en el gremio

El titular de la CGT oficialista debe responder por una sospechosa operación de 800 mil dólares.

PERFIL COMPLETO

Foto:Sergio Piemonte

El líder de la CGT oficialista, el metalúrgico Antonio Caló, enfrenta por estos días una tormenta perfecta con desafíos judiciales, en el armado sindical y hasta dentro de su propio gremio.

El Juzgado Penal Económico Nº 2 debe investigar a la comisión directiva de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) por un caso de presuntos pagos como contrapartida a los negocios que obtuvo el Instituto de Seguro SA, la empresa del fallecido Julio Raele, supuesto testaferro del –también extinto– ex líder de la UOM Lorenzo Miguel.

El caso surgió por un juicio contra el ex abogado de la UOM, Segundo Pantaleón Córdoba, quien fue sorprendido cuando intentaba llevar a Uruguay 800 mil dólares en 2011. Córdoba describió un mecanismo de pagos ilegales a metalúrgicos por parte de la citada empresa, como “agradecimiento” por el millonario negocio de seguros de afiliados.

La sentencia del tribunal que condenó a Córdoba, el pasado 11 de septiembre, indicó: “De lo actuado surge razonablemente acreditado que durante más de veinte años 13 autoridades de la UOM y el imputado habrían recibido veinte mil dólares mensuales”. Entre ellos está Caló.

En el plano político gremial, tres integrantes de la Mesa Sindical Scioli Presidente confirmaron a PERFIL que Caló resistía el encuentro con los gremios opositores del transporte que mantuvo Daniel Scioli el pasado 17 de septiembre.

También se indicó –desde las dos principales centrales cegetistas– que el líder de la CGT oficialista se opone a los contactos en pos de la unidad. Pese a la resistencia de Caló, hace dos semanas se dio a conocer una foto de un encuentro entre el líder de la CGT opositora, Hugo Moyano, y el secretario general de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), Juan Carlos Schmid, con sindicalistas oficialistas como Gerardo Martínez (Uocra), Armando Cavalieri (Osecac) y Andrés Rodríguez (UPCN).

El panorama se completa con un dato que circula fuerte en medios gremiales y que perfila una posible disputa por el control de la UOM cuando se elijan autoridades el año próximo. Por primera vez desde que Caló asumió la conducción en 2002, tras la muerte de Lorenzo Miguel, se habla de un posible sucesor.

El secretario general de la seccional Campana y secretario nacional de prensa de la UOM, Abel Furlán, suena fuerte como candidato a reemplazarlo. Fuentes del gremio confirmaron que ya logró apoyos entre algunos dirigentes históricos como Naldo Brunelli, de San Nicolás, y Enrique Salinas, de La Plata



Aurelio Tomas