POLITICA INESPERADO CONFLICTO INTERNO

Cambiemos busca evitar que asuma una de sus candidatas en la Ciudad

Presentaron impugnaciones reservadas ante la Cámara de Diputados y la Justicia contra Joanna Picetti, que figura octava en la lista porteña que encabeza Carrió.

Presentaron impugnaciones reservadas ante la Cámara de Diputados y la Justicia contra Joanna Picetti, que figura octava en la lista porteña que encabeza Carrió
Presentaron impugnaciones reservadas ante la Cámara de Diputados y la Justicia contra Joanna Picetti, que figura octava en la lista porteña que encabeza Carrió Foto:Cedoc

En Cambiemos tomaron la decisión de impugnar a una candidata de su propia lista de diputados para impedirle que asuma en caso de resultar electa. Se trata de Joanna Picetti, vinculada al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que va octava en la lista porteña que encabeza Elisa Carrió. En los últimos días, compañeros de su lista presentaron impugnaciones reservadas ante la Cámara de Diputados y la Justicia con el mismo argumento que utilizaron en su momento para embestir contra Julio De Vido: inhabilidad moral.

El problema venía siendo guardado en secreto en las filas del PRO y la Coalición Cívica por el impacto político y electoral que podía tener, pero también por lo sensible del tema. Picetti está enfrentada con su ex marido por graves denuncias familiares, en las que están involucrados sus tres hijos.

Hay una causa que tramitó en el Juzgado de Instrucción Nº 12 de la Capital Federal en la que Picetti fue sobreseída. Otra, en Provincia, en la que se dictó la falta de pruebas, pero su ex marido, David Bibulich, acusó a la jueza del caso. Por eso el tema no apareció cuando se pidieron los antecedentes judiciales de todos los candidatos (sólo salen casos con condena o procesamientos). Hasta 2011, Bibulich seguía viendo a sus hijos e incluso durante seis meses vivieron con él, hasta que se los llevaron de su casa con un operativo policial. En enero de 2014, en una entrevista con Crónica TV, contó su caso, de cómo no podía ver a sus hijos, y relató también supuestos maltratos a los que los había sometido su madre. “Qué difícil te va a ser comprobar el abuso, no te olvides que tengo contactos políticos”, contó que le dijo Picetti luego de una audiencia. Meses después de la entrevista, un tribunal del fuero de familia le devolvió la custodia de los chicos.

El caso llegó a oídos de Carrió después de las PASO. Junto a otros dirigentes de Cambiemos escucharon la versión del padre y también de la hija mayor (16 años), y la conclusión fue categórica: “Una persona con una acusación así no puede ser diputada”. Creen que primero debe quedar clara su situación. El caso alteró la paz que se venía viviendo en las filas de Cambiemos. Todas las miradas apuntaron a Frigerio: Picetti no sólo trabaja en Aysa, bajo su órbita, sino que fue él quien la propuso para el puesto. “La recomendó alguien de su mesa chica”, dicen en su entorno. Pero no aclararon quién.

PERFIL pudo averiguar que dirigentes del PRO se enteraron del tema justo después de cerradas las listas de candidatos, pero lo minimizaron hasta que reaccionó Carrió. Luego de profundos debates internos se decidió pedirle la renuncia. Frigerio solo primero, y junto a Diego Santilli después, se reunieron con ella para convencerla de que se baje de la lista y se dedique a solucionar sus temas personales. Pero se negó. “No la manejamos, claramente”, confiesan cerca de Frigerio. Y agregan: “Hoy depende de ella si da un paso al costado o no”. Si se repite el resultado de las PASO, entrarían justo ocho diputados.

“No le pedimos explicaciones, eso lo resuelve la Justicia, pero lo razonable es que no siga formando parte de la lista”, explica un dirigente del PRO. “Tiene el beneficio de la duda, pero las acusaciones en su contra no van en sintonía con los valores y la imagen que queremos dar”, concluye.

Picetti se encuentra participando de un foro del G20 en Europa. PERFIL intentó contactarse con ella por diferentes medios, pero no obtuvo respuesta. “No creo que hable”, dicen desde la Rosada.