POLITICA ESTRATEGIA A DOS SEMANAS

Cambiemos pretende moderar el éxito que le auguran la mayoría de las encuestas

En el oficialismo aseguran que el triunfo en Provincia está dentro del margen de error. Analistas de todos los sectores, sin embargo, ven una tendencia irreversible por las dificultades de CFK para crecer.

Empate técnico entre los principales candidatos de las PASO en provincia de Buenos Aires.
Empate técnico entre los principales candidatos de las PASO en provincia de Buenos Aires. Foto:DyN/Télam

Enfriar las expectativas. Esa es la lógica que empezó a imperar en las usinas de comunicación tanto de la Casa Rosada como de la gobernación bonaerense. “Nuestras encuestas dan apenas dos puntos de diferencia, no nos podemos relajar”, argumentan. Sin embargo, la mayoría de los sondeos –tanto los que se difunden como los que se guardan en reserva– muestran un escenario más amplio de triunfo de Cambiemos.

Los consultores no dudan. Así como en las PASO repetían que había un escenario de paridad con una leve tendencia favorable a Cristina Kirchner, ahora afirman que el escenario de triunfo de la lista que encabeza Esteban Bullrich se mantiene estable desde hace semanas. Hay quienes se animan a arriesgar incluso que la diferencia puede ser superior a los cinco puntos.

Ese es el escenario que en el Gobierno quieren evitar cuando todavía faltan dos semanas. Temen que aquellos que no votaron en las PASO no se sientan movilizados si avizoran un amplio triunfo, o que votantes de Sergio Massa que por su antikirchnerismo ahora elegirán a Cambiemos se den vuelta.

Además, si se genera una imagen de amplio triunfo y después es más ajustado podés perder la batalla simbólica”, analiza un encuestador.

Sin espuma. Pablo Knopoff, de la consultora Isonomía, explica que la fortaleza de Cambiemos se ve en que unos días después de las PASO ya mostraba un crecimiento, aunque se podía considerar sólo espuma. Cristina, en cambio, nunca creció. “En Provincia, hay una marca que puede crecer versus otra que está igual de instalada pero con más dificultades para crecer. Cristina tiene muy lejos los votos que tienen que ir a buscar”, resume Knopoff.

Otros analistas, además, dudan sobre si la candidata de Unidad Ciudadana podrá retener sus votos de las PASO. Incluso en una consultora que trabaja para el kirchnerismo vienen barajando esa hipótesis, aunque prefieren rechazarla. De todas formas, aseguran que ven “una tendencia irreversible”. “Cristina necesita llegar al 38% para ser competitiva, y no lo está logrando”, señalan.

Números. La consultora Opinaia es una de las que mejor acertó el resultado de las PASO. Su último trabajo, que difunde PERFIL en exclusiva, muestra a Bullrich ganando con el 42,2% contra 37,5% de Cristina. Massa cae a 11,6%, Florencio Randazzo 4,5% y Néstor Pitrola 4,2%.

“Se profundiza el proceso de polarización, y ahí Cambiemos saca diferencias por dos factores: el voto antikirchnerista y la percepción de una mejora económica”, explica Juan Mayol, director de Opinión Pública de la consultora. Se destaca el corrimiento de votos de Massa. “El 86% de sus votantes tiene una imagen negativa de Cristina”, describe. Y agrega: “Desde las PASO, la imagen positiva del Gobierno entre los votantes de Massa subió de 37% a 57%”. Números similares se dieron entre los votantes de Randazzo (la positiva del Gobierno subió de 27% a 43%).

Otra consultora que acertó en las primarias fue Opina Argentina. Su último sondeo, de esta semana, tiene cifras similares. Cambiemos llega al 40% contra 36% de Unidad Ciudadana, sin proyectar a un 4% de indecisos. Ricardo Rouvier, por su parte, difundió un sondeo con 6 puntos de ventaja para Bullrich (38,5 a 32,5), mientras que para la consultora CEIS la diferencia es de 2 (36 a 34).