POLITICA PRESUPUESTO Y TRABAJADORES

Cambiemos va a controlar los mayores fondos de las provincias

El frente encabezado por Macri conducirá menos gobernaciones, pero de más peso. Administrará la mitad de los empleados estatales y de los recursos provinciales.

PERFIL COMPLETO

Caja y tropa. Son los recursos que ofrece el Estado para quienes ganan en una elección a puestos ejecutivos. Tras una década de fuerte preponderancia del Frente para la Victoria en el control de estos bienes públicos estratégicos, las elecciones provinciales muestran que ya se ha operado un fuerte cambio en el mapa del poder político: Cambiemos logró concentrar más recursos provinciales que todas las vertientes del peronismo sumadas.
Con la victoria en la provincia de Buenos Aires, que concentra el 30% de los recursos provinciales, el frente opositor logró alcanzar la mitad de los recursos presupuestarios distritales, a pesar de que ganó tan sólo cinco provincias sobre un total de 24 (contando a Capital como tal). Además, deberá gestionar las labores de más de la mitad de los trabajadores estatales provinciales y concentrará cerca del 60% del PBI nacional.
Los valores que logra el frente integrado por el Pro, la UCR, la Coalición Cívica y el Partido Fe superan, incluso, al de la suma de todas las provincias que estarán gobernadas por el Frente para la Victoria, sus aliados y los del justicialismo no alineado con el kirchnerismo (que gobernarán 16 provincias).
Después del gran premio, el gobierno nacional, el segundo puesto en la escala de la política argentina lo ocupan las administraciones provinciales que, en total, cuentan con más de $ 777 mil millones de ingresos presupuestarios –según datos del Ministerio de Economía de 2015– y con más de dos millones de trabajadores estatales –en base a una estimación de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) con datos del Indec de 2013–.
Cambiemos suma poco menos del 50% de los presupuestos y de los empleados estatales. El FpV y sus aliados, el 28,5 y el 30,5%, respectivamente. Por su parte, el peronismo no alineado con el kirchnerismo concentra el 9,9% de los recursos y el 12% de los empleados.
La comparación es aún más favorable a Cambiemos si se pone el foco en la capacidad productiva de las provincias. Capital y Buenos Aires suman el 55% del PBI por provincias, según datos aportados a PERFIL por la consultora Economía y Regiones, en base a información del Indec y el Ministerio de Economía. Con la suma de Mendoza, Jujuy y Corrientes, el guarismo está a pocas décimas de alcanzar el 60% de los PBI provinciales
En contraste, el FpV y aliados suma apenas el 14,4% del producto y el PJ no alineado alcanza el 13,1%. En conjunto, todas las vertientes del peronismo no llegan a la mitad del producto bruto que concentran las provincias al mando del frente opositor.
El panorama nacional se completa con tres provincias que tendrán gobernadores que no pertenecen ni al peronismo ni a Cambiemos. Santa Fe, Neuquén y Río Negro que, en conjunto, tendrán el 12% del PBI nacional, el 8% de los empleados estatales provinciales, el 11% de los presupuestos provinciales

Pases a planta permanente en Buenos Aires
Cerca de 4 mil empleados estatales bonaerenses podrían, según indicaron los dos principales gremios provinciales, obtener el pase a planta permanente antes de que culmine la gestión de Daniel Scioli, el próximo 10 de diciembre.
Ese es el compromiso que asumió el gobernador, según indicaron fuentes de la Unidad de Personal Civil de la Nación (UPCN) y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE). A diferencia de lo que ocurre a nivel nacional, donde la regulación estipula que el proceso de pase a planta se da mediante un concurso –actualmente hay cerca de 12 mil procesos en curso– en la provincia la medida sólo requiere un decreto del gobernador.
“Hay expedientes en curso en varios ministerios en los que se está adeudando la firma, la gestión se ha comprometido a firmarlos antes de diciembre”, apuntó Diego Rétola, secretario gremial de UPCN en la provincia. “En total hoy hay 140 mil empleados en planta permanente y otros 4 mil que tienen contratos de planta temporaria que se renuevan de forma automática cada 1º de enero”, explicó



Aurelio Tomas