POLITICA CÁMARA DE DIPUTADOS

Cambiemos y el massismo unen fuerzas para expulsar a De Vido

El próximo miércoles habrá una sesión especial para debatir la situación del diputado K, procesado por desvío de fondos. Qué dijeron los diversos espacios.

Carrió, en la Comisión de Asuntos Constitucionales.
Carrió, en la Comisión de Asuntos Constitucionales. Foto:DyN

Si bien la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados resolvió este miércoles postergar el debate por la expulsión de Julio De Vido para el martes próximo, Cambiemos y el Frente Renovador ya habrían acordado la intención y esperan concretar una sesión especial para el miércoles siguiente, después de un debate de más de 5 horas en el que no se llegó a un dictamen de mayoría.

En la discusión, Cambiemos y el Frente Renovador se mostraron de acuerdo en expulsar a De Vido, aunque no coincidieron respecto de si la metodología es por "inhabilidad moral", como plantea la oficialista Elisa Carrió, o a través de un "juicio político", como propone el massismo.

"Se va a dictaminar el martes y habrá sesión especial el miércoles", anticiparon a la agencia de noticias DyN fuentes legislativas, al tiempo que precisaron que De Vido fue citado para el martes a las 12. 

De Vido no estuvo presente y envió una carta en la que denunció ser víctima de "una de las persecuciones más sistemáticas, injustas y meticulosamente organizada" que recuerde.

La posibilidad de postergar el dictamen "para que De Vido arme su descargo" fue confirmada por el diputado de la Coalición Cívica Fernando Sánchez a la prensa y el propio legislador Juan Brugge del Frente Renovador que planteó además que el proceso que debía considerarse era de "exclusión" o de remoción, y propuso emitir en 7 días un dictamen, para que finalmente sea tratado en el recinto el miércoles próximo, 26 de julio.

La diputada de la Coalición Cívica Elisa Carrió, principal impulsora de la expulsión del diputado K, advirtió durante el debate que el ex ministro de Planificación "es casi como Odebrecht, o más, y esto lo saben los políticos, empresarios y sindicalistas".

En la Comisión de Asuntos Constitucionales, la legisladora dijo "no deberle ni haberle pedido ningún vuelto" a De Vido, tras lo cual apuntó que "si alguien en Cambiemos lo hizo, que dé explicaciones a la Justicia".

Al defender su iniciativa, Carrió aclaró que "no estamos tratando las causas criminales, sino el escándalo moral" que producen las causas que el ex ministro kirchnerista tiene en su contra. 

Por parte del massismo, Margarita Stolbizer rechazó el argumento de "inhabilidad moral" para expulsar del cuerpo a De Vido, al plantear que la Constitución Nacional "establece" que para la aplicación de esa sanción, "debería ser sobreviniente" a la asunción de la banca.

Por eso, pidió una "autocrítica" de la Cámara de Diputados y apuntó que el cuerpo "debió haber evaluado" con anterioridad "las condiciones de De Vido". 

Tras advertir que la sanción a De Vido debería aplicarse por la "multiplicidad de conductas irregulares en perjuicio de la administración pública", denunció una "intención de aprovechamiento electoral de la situación, porque esto inhabilita discutir otras cuestiones". 

Y desde el Frente para la Victoria, Diana Conti defendió a su par al atribuir la avanzada del oficialismo y el Frente Renovador a un "camino anunciado al matadero". En sus críticas a Cambiemos y el Frente Renovador, Conti planteó que "es más fácil generar un chivo expiatorio, apartar a De Vido y el resto creerse que son buenos y honestos, pero, la verdad, dan asco".

"En plena feria judicial, donde no se va a poder certificar nada, creen que con una sentencia de expulsión ya pactada entre Cambiemos y el FR, le quieren mostrar a la opinión pública que son legales, pero son inconstitucionales", enfatizó.