POLITICA


Campagnoli: "Me siento perseguido, el proceso es una parodia"

El fiscal, suspendido por su actuación en el caso Lázaro Báez, reclamó que las audiencias se realicen con "acceso al público" y no de "manera oscura".

El suspendido fiscal José María Campagnoli.
El suspendido fiscal José María Campagnoli.
Foto:DyN

El fiscal José María Campagnoli, suspendido por su actuación en el caso Lázaro Báez y quien deberá afrontar un juicio político, dijo ya sentirse condenado porque el proceso que enfrentará será una "parodia", al considerar que está "perseguido" por haber investigado al empresario kirchnerista.

En esa línea, reclamó que las audiencias se realicen con "acceso al público" y no de "manera oscura y contraria al sistema republicano". No obstante, advirtió: "Voy a pelear por volver a mi fiscalía".

"Sí, yo siento que estoy con un panorama muy difícil porque, cuando me suspendieron, me suspendieron cuatro a tres votos y veo medio difícil que alguno de los cuatro votos en mi contra cambie de opinión", respondió Campagnoli consultado por radio Continental sobre si ya se sentía condenado.

Y añadió: "Me siento perseguido. Voy a reclamar para que las audiencias sean con acceso al público y los medios de prensa".

"Yo estoy insistiendo con que las audiencias sean lo más públicas posible. Esta parodia de juicio que yo voy a afrontar no puede hacerse de esta manera oscura y contraria al sistema republicano. La gente reclama que haya publicidad de los actos de gobierno. La gente tiene que poder ver de qué se trata mi juicio", manifestó.

Recordó luego que, "según una parte de la acusación", él investigó al empresario kirchnerista "fuera de los límites" de su "competencia". "Cosa que es absurda porque la función de un fiscal es investigar y, aparte, todo lo que yo sostuve fue convalidado por la jueza de primera instancia y, posteriormente, por la Cámara", concluyó.

Campagnoli fue suspendido y enviado a juicio político por presunto mal desempeño por intervenir en una causa penal contra el empresario kirchnerista Lázaro Báez.

Se trata del expediente por presunta extorsión al financista Federico Elaskar, que le fue quitado a Campagnoli y que fue cerrado luego de que se expidiera el fiscal Guillermo Marijuan por ausencia de pruebas.

El Jurado, por cuatro votos a tres, suspendió en el cargo a Campagnoli hasta que se realice el juicio político por considerar que su permanencia entrañaba un riesgo para la función judicial.



Redacción de Perfil.com