POLITICA RELEVAMIENTO DE LA JUSTICIA ELECTORAL

Campaña sin control: detectan en las rutas bonaerenses una irregularidad por kilómetro

Por orden del juzgado electoral de La Plata, la Policía de Buenos Aires realizó un relevamiento de la actividad proselitista a lo largo de 600 kilómetros.

Foto:Cedoc

Abrumador. Seiscientos carteles en 600 kilómetros. Este es el resultado del relevamiento fotográfico solicitado por la Justicia Electoral sobre la cartelería de campaña en las rutas y caminos de la provincia de Buenos Aires. En ellas, los candidatos a presidente, Daniel Scioli, Florencio Randazzo, Sergio Massa, Mauricio Macri y Sergio Urribarri, tienen su retrato gigante esparcido a lo largo de las rutas, a pesar de las leyes que restringen la actividad proselitista a antes de la elección.

Esto surge de la muestra que realizó el Juzgado Federal Nº 1 de La Plata, a cargo del magistrado Laureano Duran, luego de que la Cámara Nacional Electoral instara a los jueces federales de todo el país con competencia electoral a “hacer cesar o inutilizar con la colocación de una faja que indique ‘Publicidad en infracción. Justicia Nacional Electoral’, la publicación de anuncios fuera de plazo dirigidos a captar la voluntad política del electorado para las próximas elecciones primarias de candidaturas nacionales”.

Paralelamente, la Justicia nacional se reunió con las agencias publicitarias para pedirles que limitaran su actividad. No tuvo éxito.

El primer relevamiento que ordenó el juzgado de Buenos Aires fue el 10 de abril, y  estuvo a cargo de la Policía Bonaerense. Abarcó la Autovía 2, la Autopista Buenos Aires-La plata, el Acceso Norte (ramales Tigre, Pilar y Campana), el Acceso Oeste, y la autopista Ricchieri. Por cada foto sacada se libró un acta que se incorporó a un expediente de casi 600 fojas que ahora analiza el fiscal Sergio Mola. El resultado fue llamativo: se registró una publicidad por kilómetro recorrido.

En estos caminos también pusieron sus propagandas los postulantes a la gobernación bonaerense, entre ellos Francisco de Narváez, María Eugenia Vidal y Santiago Montoya.

“Queda absolutamente prohibido realizar campañas electorales fuera del tiempo establecido por el presente artículo”, fija el artículo 64 bis del Código Nacional Electoral. De esta manera, se dispone que la campaña electoral de las elecciones primarias se inicia treinta días antes de la votación, y en el caso de los comicios generales, se puede iniciar 35 días antes.

En la prohibición se establece que las publicidades “no podrán contener elementos que promuevan expresamente la captación del sufragio a favor de ninguno de los candidatos a cargos públicos nacionales”.

Según el Código, la mayoría de los candidatos hoy incumplirían la ley. Sin embargo, los postulantes saben cómo eludir las normas. Interpretan que aún sus candidaturas no están oficializadas, o que en sus carteles no está establecido el cargo para el que se postulan o el año electoral, y que no se pide “directamente” el voto.

Más denuncias. En julio de 2011, la Cámara Nacional Electoral implementó un sitio web de denuncias y a fines del año pasado dispuso a través de WhatsApp un número para recibir denuncias vinculadas con la campaña anticipada, fotos y videos aportados por los ciudadanos. Desde su implementación se recibieron 89 denuncias, de las cuales sólo ocho fueron hechas desde diciembre último hasta la fecha y tienen que ver con la contienda presidencial de 2015. Estas se registraron en Capital Federal y las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos.

El año pasado, la ONG Transparencia Electoral creó VotoLimpio, una aplicación para denunciar “Campaña Anticipada” a través del celular. En diciembre se habían recibido 183 denuncias en todo el país, entre las cuales Scioli fue el principal acusado (obtuvo el 27,8% de las denuncias). Lo siguieron Massa (24,96%) y Urribarri (14,4%).

Esta campaña anticipada también impide conocer el total de los gastos de esta campaña, ya que según establece la ley los partidos sólo deben presentar el desembolso hecho en los 30 o 35 días previos.



Rosario Ayerdi