POLITICA PRESENTACION Y RECLAMO

Cano le pidió a la Justicia que anule la elección en Tucumán

Lo hizo ayer mediante un escrito. También solicita que se frene el escrutinio. Alperovich respondió que “jamás se hizo trampa”. 

Foto:AFP

La novela por la elección a gobernador de Tucumán sumó ayer un nuevo capítulo, cuando José Cano y Domingo Amaya, los candidatos de la fórmula opositora, solicitaron la nulidad de la votación y pidieron que se vuelva a votar. Aducen que el proceso está “tildado de fraudulento e irregular”. El gobernador saliente, José Alperovich, en tanto, salió a responderles y dijo que “jamás se hizo trampa”.

Ayer al mediodia, la dupla radical y peronista que aglutinó a casi toda la oposición presentó el recurso de amparo ante la Cámara en lo Contencioso Administrativo de Tucumán. Además, incluyó una medida cautelar para que se frene el escrutinio definitivo. “Alperovich degradó las instituciones de Tucumán”, aseguró Cano tras salir de la sede judicial. Y agregó: “Esta no es la primera vez que denunciamos; venimos desde hace tiempo, porque lo que buscamos es transparencia”.

El escrito que presentaron Cano y Amaya ante la Justicia consta de 63 fojas en las que describen las “irregularidades” que a su entender convirtieron en “fraudulenta la elección”. “Hay elementos contundentes para demostrar que hubo un proceso fraudulento tendiente a violentar la voluntad popular expresada en las urnas. Venimos a la Justicia a pedir que se haga respetar el derecho ciudadano a elegir libremente a sus representantes”, sostuvo el diputado radical, quien resaltó que la presentación se fundamenta en “leyes electorales, principios de la Constitución nacional y en pactos internacionales”.

Incluye las declaraciones ante escribano público que hicieron dos empleados de la Junta Electoral provincial en la que sostienen que hubo urnas que llegaron al tribunal (donde se realiza el escrutinio definitivo) habiendo sido violentadas y que otros empleados las repararon sin ningún tipo de custodia. Ya en los días previos también se había difundido que tenían la declaración ante escribano de un empleado del Correo Argentino, quien asegura que hubo telegramas que fueron cambiados. Además, el texto pide que sean citados a declarar el fiscal federal Gustavo Gómez y el secretario del Juzgado Electoral Federal, Rogelio Rodríguez del Busto, se indicó en un comunicado.

Alperovich, por su parte, consideró que “hay que esperar lo que diga la Junta Electoral”. “Se está contando la capital, va ganando Cano la elección pero hay que esperar. La cosa quedó clara”, expresó. Y luego añadió: “Nosotros no hicimos trampa, jamás lo haría y jamás actué así en mi vida. El pueblo se expresó en las urnas, no le fallamos a la gente, no hicimos ningún daño”.

A paso lento. Mientras tanto, el escrutinio definitivo continuó avanzando ayer. Ya se computaron 1.090 de las 3.601 mesas que hubo en toda la provincia (30% del total). Según informó la Junta Electoral ayer por la tarde, Cano, del Acuerdo para el Bicentenario, cosecha 147.990 votos (48,84%), mientras que Juan Manzur, del Frente para la Victoria, suma 124.133 votos (40,97% del total). Esas cifras, no obstante, tenderán a cambiar porque hasta el momento la mayoría de las urnas escrutadas son las de la capital, donde el radical sacó amplia ventaja. En cambio, en la zonas Este y Oeste, el oficialismo revierte la tendencia.



Gabriel Ziblat