POLITICA

Carbón Blanco | Los Capitanich vs. Perfil.com

El primo del Gobernador chaqueño le pidió al autor de la nota que se “pegue un saque para calmarse y reflexionar”. El juicio.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Luego de idas y vueltas, el juez Rubén Quiñones retomará el juicio por la causa "Carbón Blanco" el próximo 3 de julio con una última semana de declaraciones testimoniales. El juez había alegado "problemas de salud" para dejar la causa aunque, según sus allegados, había recibido "muchas presiones" desde Buenos Aires.

Eso se produjo luego del fundamental testimonio  del Jefe de Narcotráfico de Aduanas, Diego Raúl Pérez Escobar que dejó en claro que la empresa Carbón Vegetal del Litoral era propiedad del fallecido Jorge Rodríguez, supuesto conocido del gobernador Jorge Milton Capitanich. Para la Aduana, la empresa exportadora de carbón vegetal era un "operador confiable".

Otro dato que aportó Pérez Escobar es que el 31 de marzo del 2006, la Dirección Nacional de Aduanas, dependiente de Ricardo Etchegaray, dictó una resolución denominada NOTA EXTERNA Nº9/2006 en la que se señalaba al carbón como material dudoso. En la aduana sospechaban que ese material podía ser la máscara ideal para traficar cocaína.

Pero cinco días después, mediante la nota externa Nº13 y a pedido de la cámara de comerciantes del sector aduanero, la primer resolución quedó sin efecto. El carbón sólo fue peligroso por cinco días. Ese año se produciría el primer envío internacional de cocaína a través de carbón vegetal con otros sospechosos a la causa que actualmente se investiga, excepto el abogado Carlos Salvatore. Los empresarios carboneros se habían reunido, el día anterior, con Capitanich.

Investigados y protegidos. Dos de los acusados en el juicio que se reanudará el próximo 3 de julio en Resistencia, Chaco, son Leonardo Prodan y Rolando Di Renzo. Llamativamente eran investigados desde el 2010 por Gendarmería Nacional. Perfil.com accedió en exclusiva a los documentos que lo acreditan firmados por el Comandante Mayor, Director Antidrogas, Daniel Héctor De La Colina. El juzgado federal de Sáenz Peña estaba detrás de ellos. Sin embargo fueron parte de "Carbón Blanco" dos años después. Durante 24 meses nadie los llamó a declarar, ni los detuvo ni indagó.

Pegarle al muerto. Tras la publicación de Perfil.com, Patricio Gorosito, uno de los cinco acusados en la mega causa de narcotráfico y lavado de dinero conocida como "Carbón Blanco", aseguró que era "testaferro" del difunto Julio Humberto Grondona. De hecho su aparición en el ambiente del fútbol fue repentina. La construcción del estadio en su pueblo natal, Arroyo Seco, y la creación del club homónimo fueron celebradas por los habitantes de la localidad ubicada a 32 kilómetros de Rosario. Por allí pasó el astro del fútbol, Lionel Messi y su familia. Los periodistas locales, siempre comentaron la relación entre el empresario local y Grondona pero, la misma, fue negada hasta la confesión de Gorosito. Lo cierto es que cuando el empresario fue detenido, el ex presidente de la AFA no quiso saber nada del tema y "se lavó las manos". En el club recuerdan las reiteradas visitas del creador de "todo pasa" por sus oficinas.

El Chaco estuvo convulsionado tras la primera jornada del histórico juicio en el que los cinco acusados de traficar casi una tonelada de cocaína a Europa se negaron a declarar. El abogado Carlos Salvatore, detenido en Ezeiza, observó el juicio por videoconferencia. El juicio se suspendió, de forma repentina, luego de que Héctor Ángel Roberto –otro de los acusados- cambiase de abogado. Este martes el juicio se reanudó con el pedido de nuevas declaraciones testimoniales, entre ellas, de los mencionados en la investigación de Perfil.com.

Según fuentes especializadas, el kilo de cocaína habría sido comprado a 800 dólares. Se sospecha que en ocho años la banda liderada por Salvatore transportó 10 toneladas de cocaína con una ganancia 14 veces superior a lo invertido. Lo que nadie se pregunta es quién perdió los 10 millones de dólares invertidos en los tres envíos de mercadería interceptada por la policía portuguesa.

Pedido de informe. El diputado provincial, Hugo Domínguez, informó que, junto con un grupo de legisladores chaqueños, solicitó un pedido de informe para dilucidar si existieron, efectivamente, reuniones entre el gobernador Capitanich y los principales imputados en la causa Carbón Blanco. Lo acompañaron Luis Verdún, Marilyn Canata, Irene Dumrauf y otros legisladores provinciales.

Según allegados a uno de los acusados, “Capitanich mantenía estrecha relación con el fallecido Juan Carlos Rodríguez”. Rápidamente el gobernador salió a responder ante los medios locales que la investigación de Perfil.com era “una operación que la hacen en Buenos Aires, la hacen acá, la hacen todo el tiempo”. Agregó que “lo de las reuniones es una estupidez y una infamia absoluta, que no me da ganas ni de contestar”.

Por otra parte explicó que “nosotros tuvimos 170 más incautaciones de cocaína, diez más de marihuana (que en gestiones anteriores) Esta banda de delincuentes busca desprestigiar, y se nutre de otros delincuentes, periodistas, legisladores, etcétera para enlodar a las personas”. Aunque al gobernador le moleste, la noticia no es el tren que llega sino el que choca.

Si no era por la investigación realizada en Europa, al menos, una tonelada de cocaína había deambulado por su provincia sin que nadie hiciese nada. Mientras tanto, su primo, el funcionario local, Esteban Branco Capitanich, atacó la investigación y a este cronista. No ofreció argumentos aunque sí insultos y descalificaciones: mercenario, mentiroso, cobarde, voz de los narcotraficantes, difamador y, ante su insistente “militancia” cybernética me pidió que me “pegue un saque para calmarse y reflexionar”.  Cuando se le ofreció derecho a réplica y salir al aire apagó su celular.

El pollo. Mientras tanto, en Sáenz Peña, localidad en la que se ubica el lujoso Hotel Gualok, mencionado en la nota anterior como el lugar donde se cocinaban "los arreglos" entre los integrantes de la banda y los funcionarios locales, el periodista Daniel Lencina menciona la detención del conocido comerciante de su localidad, Hugo “Pollo” Del Giorgio. Su local de comida rápida “Mega Bar” fue instalado sin autorización municipal en un terreno de Ferrocarriles Argentinos.

Todos lo conocían como un lugar de reunión kirchnerista. Por allí habría pasado el ex ministro chaqueño Omar Judis. Al “Pollo” lo buscaban por orden de la justicia de Campana acusado de comercialización de estupefacientes. En la GN todavía se preguntan cómo la policía local no encontraba al prófugo”.

Pero en vez de preocuparse por el aumento del narcotráfico en El Chaco, el funcionamiento de las fuerzas de seguridad locales y el crimen organizado, la familia Capitanich embistió contra el periodismo. Su primo llegó a escribir 100 tweets diarios con insultos y difamaciones hacia mi persona. En el Chaco, operadores disfrazados de periodistas diseñaron una especie de lista negra para averiguar quiénes eran mis fuentes. Los ladrones creen que todos son de su condición.

Aclaración. Sobre la relación entre Carlos Salvatore y Jaime Stiuso, los correos enviados por el abogado asesorando a Raúl Martins ya estaban presentados ante la justicia. Salvatore jamás tuvo relación con Lorena, hija del proxeneta ni con su madre.

(*) Especial para Perfil.com. En Twitter: @luisgasulla.



Luis Gasulla