POLITICA OTRO JUEZ QUE RENUNCIA

"Maltratador, mediático y protegido por CFK" | La trastienda de la caída del juez Rozanski

Los casos más polémicos que llevaron al juez federal a presentar hoy su renuncia. La denuncia por maltrato y el avance del Consejo de la Magistratura.

Foto:Telam

Acorralado por el Consejo de la Magistratura, el juez federal Carlos Rozanski presentó hoy su renuncia ante el ministerio de Justicia. El titular del Tribunal Oral Federal N°1 de La Plata, que encarceló a Miguel Etchecolaz y que meses atrás declaró sentirse "brutalmente perseguido por el Consejo de la Magistratura", se convirtió en la segunda baja que se anota Cambiemos en el ámbito judicial. 

Rozanski había sido denunciado en 2008 por el la Unión de Empleados de Justicia de la Nación (UEJN), que conduce Julio Piumato. La presentación hacía referencia a maltratos del magistrado contra sus empleados. PEERFIL se comunicó con Adriana Donato, presidenta de la Comisión de Disciplina y Acusación, que se encargó de investigar el caso. Según explicó, el magistrado está acusado hace años de "dejar prescribir causas que no tengan repercusión mediática".

Donato aseguró en diálogo con este medio que "solamente se ocupaba de las causas de lesa humanidad, y en el último tiempo, ni de esas". Según explicaron a PERFIL, el juez ni siquiera le daba ingreso a causas que, a pesar de ser penales ordinarias, pertenecen al fuero federal, como trata de personas y tráfico de estupefacientes, entre otras. 

La periodista Romina Manguel describió al Tribunal de Rozanski como "Prescribilandia, la zona donde todo prescribe". Sobre esto, Julio Piumato declaró a PERFIL que "no eran causas chicas, ha liberado narcotraficantes". 

Según explicaron conocedores de las denuncias a este portal, Rozanski "maltrataba a todo el personal que no haga todo lo que él quería". Por otro lado, indicaron que el juez que condenó a Etchecolaz era amable con quienes se arrodillaban ante sus pedidos. Adriana Donato sostuvo a este medio que "Rozanski no respetaba la carrera judicial de cada uno, si no que los dividía en alineados y no alineados".

El titular del gremio de Judiciales aseveró que la decisión de renunciar de Rozanski representa "la misma movida que hizo Oyarbide, evitan comerse el juicio político". Piumato sostuvo que "no se fue antes porque estuvo protegido por el gobierno de Cristina Kirchner". El secretario de Derechos Humanos de la CGT recordó el testimonio de una de las víctimas que denunció al juez: "No sé si lo van a separar, si se va a hacer justicia, pero el mal que nos hizo no nos lo quita nadie". 

El magistrado, explicó Piumato, "hizo todo lo posible para sacar a los jueces titulares y después se peleó con todos los jueces subrrogantes. Denunciaba persecución ideológica, pero mucho de los jueces con los que se peleó eran de Justicia Legítima", la agrupación judicial afín al kirchnerismo, sostuvo.

Carlos Rozanski presentó hoy su renuncia ante el ministerio de Justicia de La Nación. Resta que el poder Ejecutivo acepte la dimisión y ésta se haga efectiva el 1° de noviembre. Según pudo saber PERFIL, el Consejo de la Magistratura no fue notificado, si no que tuvieron que avisarle desde el ministerio que dirige Germán Garavano al órgano. La causa de maltrato laboral venía avanzando a paso firme ya que el trámite procesal contestó las medidas de prueba presentadas por Rozanski. "Hicimos lugar a algunas pruebas, otras fueran desestimadas", pero, explicó Donato, con la aceptación de la renuncia "no hay posibilidad de que prosiga la investigación". 

Sobre la frase del juez en la que se declaraba "brutalmente perseguido por el Consejo de la Magistratura", Donato contestó que "es el recurso porque no tiene ningún argumento para defenderse" y agregó que sus declaraciones "no tienen ningún sustento, había un sumario con pruebas que se estaban sustanciando e instruyendo junto con una causa que avanzaba". 

Según pudo saber este medio, junto con la causa por maltrato, el juez se veía amenazado por una denuncia en la que se lo investigaba por haber realizado viajes sin licencia. Ante cada viaje que un juez realiza debe pedir licencia a La Corte Suprema de Justicia y, según pudo saber este portal por el testimonio de Julio Piumato, Rozanski realizó infinidad de viajes de los cuales casi ninguno asentó: "Todas estas cosas estaban saliendo a la luz", explicó el sindicalista. 

PERFIL intentó comunicarse hoy en reiteradas veces con el juez Carlos Rozanski, pero no obtuvo respuesta.