POLITICA

Carlos Wagner, el "preferido" de Cristina para obras públicas

Una de sus empresas, Esuco SA, participó de la construcción de la planta depuradora inaugurada hoy. El nexo con Báez y el Lázarogate.

Foto:Cedoc

En la gestión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner hay un círculo cada vez más acotado de políticos y empresarios que resultan beneficiados con la asignación de obras públicas. Carlos Wagner, dueño de Esuco SA. es uno de ellos.

Esta tarde, la mandataria inauguró, junto al intendente de Berazategui, Juan Patricio Mussi, la planta depuradora "Del Bicentenario", financiada por el Gobierno nacional.

El emprendimiento beneficiará a cuatro millones de habitantes y permitirá "alcanzar una mejora en la calidad de las aguas que bañan la ciudad de Buenos Aires y el conurbano", promete el anuncio. Los encargados del proyecto fueron Esuco y Construcciones y Comercio Camargo Correa Sucursal Argentina.

Quién es. Wagner, accionista de Esuco, fue presidente de la Cámara de la Construcción durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. Hace un año, cedió la titularidad de la entidad a uno de sus hombres de confianza para asumir la vicepresidencia. Tiene excelente llegada al ministro de Planificación, Julio De Vido.

Gracias a la gestión K, Wagner se especializó en viviendas sociales y obras viales en la provincia de Buenos Aires y, sobre todo, en Santa Cruz. En la provincia sureña hizo obras emblemáticas, como el aeropuerto de Río Gallegos. Con los Kirchner en el poder, obtuvo junto con otras empresas la construcción del acueducto Santiago del Estero ($ 20 millones), la protección costera en la central hidroeléctrica Yacyretá-Apipé (más de $ 437 millones) y la Usina Río Turbio.

Causa Lázaro. La financiera suiza Helvetic Services Group, investigada por presunto lavado de dinero en la Argentina, Uruguay y Suiza, dejó en medio del escándalo a Wagner, ya que la empresa Decavial, de la que es accionista, giró parte de un pago pactado en US$ 16,5 millones con una firma de Helvetic. Esos fondos terminaron en una cuenta de la financiera suiza en el principado de Liechtenstein, paraíso fiscal, según informó PERFIL.

La conexión entre Wagner y Helvetic fue revelada por una operación inmobiliaria en Punta del Este, que es investigada por la Justicia de Uruguay y Argentina. Según los denunciantes de la "ruta del dinero K", Helvetic habría sido utilizada por Báez para blanquear 50 millones de euros a través de firmas panameñas y de otros paraísos fiscales.

Sin embargo, el empresario lo niega. "Jamás hice negocios con Báez", sostuvo, a la vez que aseguró haber sido "perjudicado de Lázaro Báez".


Redacción de Perfil.com