POLITICA APUNTO A MIEMBROS DE LA FAMILIA MACRI

Carrió dijo que sectores del Gobierno protegen a De Vido

.

Salvado. El ex ministro zafó de la causa Sueños Compartidos.
Salvado. El ex ministro zafó de la causa Sueños Compartidos. Foto:Cedoc Perfil
Mientras se intenta alcanzar un acuerdo para destapar el capítulo argentino del Lava Jato, que sacude a Brasil –tal como reveló ayer PERFIL–, la diputada nacional y aliada del Gobierno Elisa Carrió advirtió que el sistema político y judicial protege al ex ministro de Planificación Julio De Vido porque su testimonio puede comprometer a empresarios, banqueros y jueces. Incluso, aclaró, a “algunos sectores del gobierno” actual.

“Cuando digo todos, esto incluye a algunas personas del Gobierno, porque la relación con (el apellido) Macri y De Vido es obvia. En el Correo se nota claramente. Digo que algunos pueden estar involucrados, no Mauricio ni (Gustavo) Arribas”, disparó Carrió en declaraciones a Radio Mitre.

Una fuente cercana a la diputada confió a PERFIL que Carrió exige puertas adentro del Gobierno que se faciliten todas las herramientas al Poder Judicial para que se propicie el acuerdo con Brasil y se haga pública la lista de todos los que recibieron coimas de las constructoras brasileñas y de los que las pagaron. Está claro que en esa lista habrá empresarios (“casi todos”, repiten cerca de la legisladora), jueces y ex funcionarios y funcionarios, y que eso provocará “un cimbronazo político”. “Pero es la oportunidad que tiene Mauricio Macri para terminar con la impunidad en la Argentina, aun cuando esto pueda afectar a personas de su familia”, explicó la fuente.

Las sospechas de coimas por la obra del soterramiento del Ferrocarril Sarmiento apuntan no sólo a Odebrecht, sino a su socia local: Iecsa, entonces propiedad de Angelo Calcaterra, primo de Macri. Si bien Arribas fue sobreseído por el juez federal Rodolfo Canicoba Corral, las sospechas de que pudo haber funcionarios actuales involucrados en la red de coimas de Odebrecht para Carrió no finalizaron. Hace una semana declaró Leonardo Meirelles, un arrepentido del caos en Brasil, y dijo haber realizado diez transferencias a Arribas en el marco del pago de coimas.

“Lo que no puede pasar es que no se condene a los corruptos, que no salgan a la luz los Kirchner, los Aníbal Fernández, que tienen conexión con todos los negocios, desde la efedrina hasta los puertos. Si esto no se da a la luz, no hay Lava Jato en la Argentina”, amenazó la diputada. Pero Carrió también puso en la mira otra vez a los servicios de inteligencia, en especial a la segunda de Arribas, Silvia Majdalani, a quien, sin nombrarla, vinculó con la reapertura de la denuncia por enriquecimiento ilícito en su contra.n