POLITICA TRAS EL DEBUT DE UNEN

Carrió llevó a Michetti a Mar del Plata y pidió sumar al PRO

En la presentación de su libro, invitó a dirigentes del macrismo. “Sueño con ser gobernadora de Buenos Aires”, lanzó.

PERFIL COMPLETO

Foto:Prensa UNEN

A sólo cuatro días de haberse lanzado el Frente Amplio UNEN, Elisa Carrió, una de las dirigentes que pregona un acercamiento al macrismo, se mostró ayer con Gabriela Michetti y Ernesto Sanz, titular de la UCR.

“Es hora de que se junten todos los que quieren defender la República, y por eso la invité a Gabriela Michetti”, dijo Carrió, quien convocó a la senadora del PRO con la excusa de la presentación de su libro  Humanismo y Libertad.

Además sorprendió cuando expresó que se mudará a Capilla del Señor: ”Sueño con ser gobernadora de la provincia de Buenos Aires, donde está el origen de los males”, expresó. Aunque aclaró que no le darían los años de residencia para ser candidata bonaerense.

En rigor, el encuentro, que se desarrolló en el histórico Torreón del Monje de Mar del Plata, se transformó en un mensaje político. Justo en la semana en que se lanzó UNEN, Lilita ya adelantó que quiere sumar al PRO a un armado no peronista que pueda ganarle a Sergio Massa y a Daniel Scioli. Para ello quiere convencer al socialismo y a los aliados de centroizquierda.

“Hay vocación de diálogo pero hoy no es un tema de nuestra agenda sumarse al espacio”, señaló la senadora de Pro. En este marco es que, además de Michetti, estuvo el vicepresidente de Boca y legislador del PRO, Oscar Moscariello, y, del lado del radicalismo, Oscar Aguad (ver nota en página 10),– otro de los que quiere sumar al macrismo–.

“Creer que Scioli y Massa son dos cosas distintas es votar dos tercios del PJ en el Congreso”, lanzó Lilita.

A modo de broma, y siguiendo las sketches del programa de Jorge Lanata, Carrió apareció con un cochecito de bebé en el que, según dijo, se encuentra “La República”. “El padre de la República es Cicerón y no Pino”, bromeó Carrió, en el salón del Mar del Torreón y ante 600 personas. De esa forma justificó la ausencia del cineasta, uno de los opositores más férreos a un acuerdo con el PRO.

El inicio del evento comenzó casi 40 minutos más tarde porque se demoró el avión en el que llegaron desde Buenos Aires Michetti y Aguad (quien había dormido poco luego de una maratónica sesión en el Congreso y luego en el Consejo de la Magistratura). Lilita y Sanz los estaban esperando en la puerta con una sonrisa. Sanz es amigo de Michetti y hasta suelen veranear juntos en la casa que tiene el senador en San Rafael, en su Mendoza natal.

También estuvieron la funcionaria porteña radical Silvana Giudici, y del lado de Lilita el diputado Fernando Sánchez y el legislador Maximiliano Ferraro.

“Así como nosotros tenemos que responder sobre las dudas de nuestra unidad, ellos deben responder sobre el robo y si van a devolver lo que robaron, se llame Cristina Kirchner, Massa o Scioli”, disparó Lilita antes de la presentación.



Ezequiel Spillman