POLITICA ELECCIONES PRESIDENCIALES

Carrió podría ir a una interna con Macri

Hay negociaciones para que compitan en una primaria en 2015. Un evento organizado por Michetti unió a la diputada y al jefe de Gobierno.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Llegó casi a la medianoche. El cuadrado de mousse de chocolate ya había desfilado por la mayoría de las mesas cuando Elisa Carrió entró en el salón Terrazas del complejo de La Rural.

Caminó hasta la mesa principal, saludó con una sonrisa a Mauricio Macri, y se sentó a dos sillas de él. El jueves por la noche se dio la primera foto juntos luego de que ella dejara UNEN. Y, aunque prácticamente no hablaron, compartieron la gala que organizó Gabriela Michetti para su fundación.

En ambos espacios concuerdan en que se encaminan a una interna en 2015, pero con la idea de que en esa primaria opositora no peronista participe la UCR junto a ellos. Lilita ya adelantó que la única posibilidad de llegar a la Casa Rosada es en unión con el PRO. En el macrismo sostienen que lo mejor que le puede pasar al jefe de Gobierno porteño es participar de una gran PASO junto a UNEN.

De todas formas consideran que, hasta ahora, son sólo gestos: en cuanto a armado político concreto todavía no avanzaron. En las últimas semanas corrió la idea de empezar a trabajar juntos, la Coalición y el PRO, en la provincia de Buenos Aires. Carrió ya dejó trascender su buena sintonía con María Eugenia Vidal, la candidata del macrismo. El dirigente de La Matanza, Héctor “Toty” Flores es quien oficia de armador por la chaqueña.

Lo cierto es que el jueves por la noche Lilita apenas compartió unos minutos en la mesa con Macri. Habló con Ernesto Sanz, el titular de la UCR que también pretende converger con el macrismo, y con Juliana Awada, la mujer del líder del PRO. Pero el dato concreto es que fue al evento sabiendo que la foto con Macri iba a salir en todos los diarios.

Carrió llegó tarde con una buena excusa: se quedó en la sesión del Congreso donde se debatía el Código Procesal Penal. Estaba acompañada de sus dos legisladores de confianza: Maximiliano Ferraro (quien preside el partido Coalición Cívica en la Capital) y Paula Oliveto. Ambos tienen buen diálogo con el macrismo en la Legislatura.

Durante la media hora en la que estuvo allí los macristas pasaban a saludarla. Algunas, como Carmen Polledo (jefa del bloque porteño), o Paula Bertol (quien tiene a su cargo la escuela de dirigentes del PRO), se acercaron a darle un beso. “Quiero agradecerle a Lilita que recién llegó”, dijo a viva voz Michetti ni bien se percató que estaba sentada en la mesa principal.

El nexo entre Macri y Lilita es, justamente, la propia Michetti, quien realizó una gala para juntar fondos para SUMA, su fundación. Allí logró reunir a Sanz, Carrió y Oscar Aguad (diputado radical que podría ser candidato a gobernador con el PRO). También el fiscal José María Campagnoli, Valeria Mazza y su marido Alejandro Gravier, los conductores Teté Coustarot y Fernando Bravo, y hasta Iván de Pineda, que llegó pasada la medianoche. Además, fue el debut en un acto político de Analía Maiorana, la modelo y empresaria recientemente casada con el senador Diego Santilli, quien copó una mesa con su equipo político. Tampoco Horacio Rodríguez Larreta pudo sentarse en la mesa principal, aunque sí lo hizo la vicejefa María Eugenia Vidal.



Ezequiel Spillman