POLITICA CRÍTICA


Carrió: "Tengo la sensación de que Comodoro Py se está riendo del país"

La diputada nacional agregó que "la Justicia Federal tuvo una política para garantizarle impunidad a Kirchner y Cristina".


Foto:Captura TV

La diputada nacional Elisa Carrió sostuvo este domingo en La Cornisa que "la Justicia Federal tuvo una política para garantizarle impunidad a Kirchner y Cristina". En este sentido, dijo que "presentamos causas por asociación ilícita y la desmembraban, lo que hacían eran desmembrar causas y después las cerraban".

"Hay dos figuras, una Lázaro Báez, empleado de Kirchner, y los otros son Néstor y Cristina, que hacían quebrar empresas y luego las quebraban y las tomaba Báez", agregó.

"La Argentina necesita salir de la impunidad", agregó y luego cargó contra el empresario Cristóbal López que "empieza con un casino y luego compra estaciones de servicio con plata de cada uno de los argentinos".

Carrió señaló que la ley de blanqueo la "largan Kirchner y Lázaro porque estaban apretados" y agregó que tras el fallecimiento de Kirchner, "Cristina le empieza a pedir las acciones a Cristóbal López y Ricardo Echegaray lo empieza a perseguir, hasta que arreglan".

"Yo tengo la sensación de que Comodoro Py se está riendo del país", esgrimió en otro tramo de la entrevista con Luis Majul.

Asimismo, Carrió aseguró que, si hay impunidad con los casos de corrupción, "no" puede garantizar que el gobierno de Mauricio Macri "no siga robando", como lo hizo el anterior. Asimismo, insistió en que el jefe de Estado debe "elegir" si la quiere de "socia" a ella o al titular de Boca Juniors, Daniel Angelici. "Macri va a tener que elegir si lo quiere a Angelici o a mi como socia", manifestó, tras lo cual sostuvo que al dirigente deportivo "lo puede tener en Boca, pero no en la Justicia".

Además, consideró que el amigo de Macri Nicolás Caputo debe vender sus empresas, dedicadas a la obra pública, a pesar de que es algo con lo que el presidente no está de acuerdo. "El precio que (Caputo) tiene que pagar" es vender las empresas "que se dedique a otra cosa", sostuvo, a fin de no comprometer al presidente.

Carrió manifestó que mantiene "diferencias con su gobierno" y, entre otras cosas, dijo que detestar al asesor Jaime Durán Barba. "Durán Barba es un personaje que yo detesto" porque "ha asesorado al gobierno sobre que no hay que meterse en los temas de corrupción porque no le interesan a la gente", explicó. "Yo creo que el señor Durán Barba es un doble agente", opinó.

Asimismo, remarcó que el compromiso que asumió Macri con ella es "no más juego, no mas Cristóbal López y no más impunidad".



Redacción de Perfil.com