POLITICA TRAS LOS PEDIDOS DE PRUDENCIA DEL EJECUTIVO


Carrió vuelve a lanzar presión sobre el Gobierno por las causas de corrupción

“Va a haber una limpieza y el Presidente no va a parar”, advierte. En Comodoro Py creen que su influencia logró correr a Angelici de la escena.

PERFIL COMPLETO


Foto:Twitter

En el juego de equilibrio que hace entre apariciones explosivas y silencios, Elisa Carrió sigue recordándole al Gobierno la esencia del acuerdo que selló con Mauricio Macri para ayudarlo a llegar a la Rosada: la promesa de que la lucha contra la corrupción será implacable.

“Va a haber una limpieza de la corrupción y en eso este gobierno no va a parar y el Presidente tampoco”, marcó la cancha ayer Lilita, que decidió que dará una entrevista por mes, que usará para fijar su posición política y, de paso, señalar públicamente cuando perciba por parte de la Rosada alguna desviación del rumbo acordado. La diputada usará esa cuota mensual esta noche, en el programa de Luis Majul.

Las declaraciones de Carrió llegan una semana después de que el ministro de Justicia, Germán Garavano, dijo en una entrevista con el diario PERFIL que los jueces deben ser “prudentes y no sobreactuar”, en referencia a las causas de corrupción que acosan a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y a sus ex funcionarios. En un intento por amortiguar el impacto de la frase, Garavano salió un día después a aclarar que el Gobierno no está “para frenar” causas, sino que pide a los jueces que avancen “rápido” pero “seriamente”.

Carrió, que ya mantuvo varias conversaciones con Garavano, no se pronunció sobre los dichos del ministro pero ayer salió a reafirmar su posición de la necesidad de avanzar en las causas contra la corrupción. “Compartimos que tiene que haber prudencia. Eso no implica inactividad. Queremos causas bien llevadas, no causas sobreactuadas”, señala el diputado Fernando Sánchez, ladero político de Carrió. En el entorno de la diputada apuntan así a las demoras de la investigación que lleva adelante el juez Julián Ercolini, ante quien Carrió denunció a la familia Kirchner por asociación ilícita y que ahora quedó a cargo de la causa Hotesur.

“Lilita cree, y sobre esa base se hizo el acuerdo con Macri, que tiene que haber justicia, verdad y recuperación de lo robado. Eso no se negocia”, explican cerca de la diputada. En esa línea se enmarca el frecuente cruce de Lilita a Daniel Angelici, a quien señala como operador político de la Rosada en Tribunales. En Comodoro Py aseguran que las palabras de Lilita causaron el efecto deseado y que el presidente de Boca fue corrido de la escena, al menos por ahora. “Reafirmamos nuestra idea de que no tiene que haber operadores del Gobierno ni de ningún sector de la política actuando sobre la Justicia”, dice Sánchez. El jueves, el diputado y la líder de la CC pidieron a Lorenzetti las declaraciones juradas de los integrantes de la Corte y de los magistrados federales.



Gabriela Pepe