POLITICA DECEPCIÓN

Carta Abierta intenta recuperarse luego del traspié con Randazzo

Por Andres Fidanza | Entre los intelectuales k empieza a imponerse la postura del ala que propone abrirle crédito al enigmático gobernador Scioli.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

La apuesta presidencial por Daniel Scioli generó un minialboroto y cierta decepción dentro del espacio Carta Abierta. En contra del sector minoritario, que promovía una actitud más prescindente en la interna por la sucesión, el grupo de intelectuales tomó partido explícito por Florencio Randazzo, y así quedó desacreditado ante la jugada de Cristina Kirchner. Hacia adelante, empieza a imponerse la postura del ala que propone abrirle crédito al enigmático gobernador Scioli.

“No estuve de acuerdo en apoyar abiertamente la candidatura de Randazzo porque tanto él como Scioli fueron funcionales y eficaces a la política del Gobierno”, afirma ante PERFIL el integrante de la mesa de coordinación de Carta Abierta Jaime Sorín.

Carta Abierta nunca manifestó preferencias sobre las distintas líneas del kirchnerismo. Se proclamó “independiente”. Hasta que, en mayo de 2014, el grupo concluyó en una de sus usuales asambleas: “Sería peligroso y negativo que Scioli fuera nuestro candidato”. Pero el actual cierre de listas puso al rojo vivo los reparos hacia Scioli y su trayectoria, al punto que el sector más crítico logró que el grupo invitara a Randazzo a una de sus asambleas.

“Más de uno se va a sorprender con Scioli”, dijo Forster poniéndole optimismo.

Hacia adelante, parece haber cambiado el humor de Carta Abierta hacia el único anotado del FpV para la presidencia. “Más de uno se va a sorprender con Scioli”, dijo Forster poniéndole optimismo a la resignación. “Scioli tiene las puertas abiertas y pienso que sería beneficioso que viniera”, opina Sorín.

El analista político Lido Iacomini, a su vez, difundió el texto “Scioli-Zannini: una alianza con dolor”, en el que, tras un largo lamento, propone “sobreponerse al trago amargo” y “afrontar la campaña para ganarle a Mauricio Macri en primera vuelta”. Horacio González, director de la Biblioteca Nacional, afirmó que “hacer política en el kirchnerismo es gozar bastantes horas al día del arte del olvido”.



Andres Fidanza