POLITICA


Carta de Carlos Barragán a José López: "¿Para qué querías tanta plata?"

El expanelista de 6,7,8 criticó al exsecretario de Obras Públicas, detenido con casi nueve millones de dólares. "Jugaste con nosotros", escribió.


Foto:Cedoc

Carlos Barragán le dedicó una carta abierta a José López, el exfuncionario kirchnerista detenido ayer cuando portaba bolsos con casi nueve millones de dólares y armas de guerra en un monasterio de la localidad bonaerense de General Rodríguez.

El expanelista de 6,7,8 acusó de "chorro" e "idiota" al exsecretario de Obras Públicas y mano derecha del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido. Además, lo responsabilizó por el gobierno de Mauricio Macri.

"¿Cuántos relojes pensabas ponerte en el brazo? ¿Tanto te importa la hora? ¿Sabés que hora es ahora? La hora de que los se robaron el país, esos que siempre se robaron el país, los que volvieron para robárselo de nuevo, aprovechen que vos sos un chorro y un idiota para venderles a los que están ávidos de creer que no se equivocaron cuando votaron la Revolución de la Alegría que están mejor con este gobierno, la puta que te parió", escribió en su cuenta de Facebook.

Así, Barragán se suma a la lista de kirchneristas "arrepentidos" que repudiaron el accionar de López, entre los que se encuentran los periodistas Diego Brancatelli y Víctor Hugo Morales, los cuatro diputados misioneros que abandonaron el bloque del Frente Para la Victoria, Gabriela Cerruti, José Ottavis, Juliana Di Tullio, Aníbal Fernández, el PJ de Tucumán y hasta La Cámpora.

A continuación, la carta completa de Barragán a López:

Hola José:
Yo sé que alguno me va a mirar dentro de un rato mientras hago la cola del banco. Me va a mirar por vos, José, por las bolsas llenas de dólares que revoleabas ayer.Y me va a mirar a mí como si yo fuera un chorro. La puta que te parió, José. ¿Sabés para qué tengo que hacer la cola del banco? Para sacar de mis ahorros, porque no tengo laburo, y con los ahorros pagar mis impuestos, la puta que te parió. Porque yo laburé y pago impuestos. ¿Y sabés cuántos que siguen bancando y pagando impuestos van a tener que explicar que el kirchnerismo no fue una banda de delincuentes, José? Todos vamos a tener que explicarlo, la puta que te parió. Por vos. Y la mitad del país no nos va a creerr. ¿Para qué querías tanta plata? ¿Y los relojes, la puta que te parió? ¿Cuántos relojes pensabas ponerte en el brazo? ¿Tanto te importa la hora? ¿Sabés que hora es ahora? La hora de que los se robaron el país, esos que siempre se robaron el país, los que volvieron para robárselo de nuevo, aprovechen que vos sos un chorro y un idiota para venderles a los que están ávidos de creer que no se equivocaron cuando votaron la Revolución de la Alegría que están mejor con este gobierno, la puta que te parió. ¿Sabés la cantidad de gente que tiene que sobreponerse todos los días a esta amargura y la sigue luchando, José? Mientras vos andabas por ahí sin saber dónde poner las bolsas de dólares esa gente se desvive para organizarse, para reunirse, para juntar energías, para no rendirse, la puta que te parió. Montones de viejos, montones de pibes jóvenes, montones de madres que usan tiempo y energía que no les sobra para ver si es posible recuperar aquel país que daba laburo, que daba dignidad, que daba alegría. Gente decente y trabajadora, la puta que te parió. No como vos que sos un chorro de cuarta. ¿Qué te creíste, José? ¿Cuántos dólares creíste que te merecías por cada escuela que levantaste? Qué tipo de mierda que sos, José. Usaste el privilegio que tuviste, el privilegio de construir para el pueblo, en un privilegio para llenarte de guita sucia. Transformaste lo que fue un acto de justicia, un acto de reparación, un acto que dignificaba a nuestra gente en un delito. Si serás imbécil, la puta que te parió. Un chorro tan imbécil que lograste que estos que llegaron para robarse la jubilación, los programas de inclusión, los fondos en el banco central, la comida de los pibes, los que vinieron para robar para los fondos buitres parezcan buena gente que lucha contra la corrupción. ¿Qué querías hacer con toda esa guita, José? ¿Pensaste que te la merecías? ¿Pensaste que entre tantos miles de millones que manejaste esa guita era poca, era “un vuelto”? Qué pedazo de hijo de puta que sos. ¿No pensaste que nosotros no nos merecíamos que vos estuvieras robando dentro del gobierno que defendíamos? ¿No te importó que mientras nos acusaban injustamente de chorros vos estuvieras robando de verdad? A vos no te importa nada, José. Ya lo sé. Vos en la cabeza tenés mierda. ¿Cuántas casas pensabas comprarte con esa guita? ¿Cuántos autos? ¿Cuántas piletas de natación? ¿Cuántas botellas de whisky? ¿Cuántos zapatos italianos, tarado? ¿Cuánto caviar, boludo? Y la ametralladora, José. Qué vergüenza. Qué pelotudo, vos con una ametralladora encima. ¿A qué estabas jugando? ¿No lo sabés, no? Yo tampoco. Pero sí sé con qué estabas jugando. Estabas jugando con un montón de personas que seguimos poniendo nuestros nombres y nuestras caras por tener un país más justo. Jugaste con nosotros y ahora hacés que paguemos con vos por tus delitos. Por momentos tengo ganas de decirte que ojalá te mueras, José. Pero sabés qué, no te deseo nada. Arreglate como puedas. Que tu vida estúpida siga como sea. A nosotros no nos sobra nada como para andar gastándolo en vos. Y vamos a tener que seguir luchando por un país más justo, a pesar de que un tipo como vos se mezcló con nosotros. Y que nunca se te ocurra pensar que fuiste uno de nosotros. Vos no sos nadie, José. Porque vos robando para construir sos peor que los que hoy destruyen para robar.



Redacción de Perfil.com