POLITICA

Casanello abre una nueva causa por el robo de documentación de La Rosadita

El juez desplazó a Prefectura Naval de la investigación. Se complica la situación de Daniel Pérez Gadín, el contador de Lázaro Báez.

Foto:Cedoc.

El juez federal Sebastián Casanello abrió una causa para investigar el presunto robo de documentación de la financiera SGI y apartó a Prefectura Naval de la pesquisa contra el empresario Lázaro Báez y nombró en su lugar a Gendarmería Nacional.

Fuentes judiciales informaron a DyN que el magistrado abrió un expediente paralelo para investigar el robo de documentación luego de que ayer declararon como testigos 7 empleados de SGI, que pertenecía al financista Federico Elaskar, sobre los videos que se mostraron en Periodismo Para Todos donde se veía como se retiraban documentos de la financiera.

Los testigos reconocieron en las filmaciones a Daniel Pérez Gadín, contador de Báez y dueño de SGI, y a otros directivos de la financiera y dieron los nombres de los empleados que aparecen sacando cajas y carros con documentos. En tanto, los testigos no sabían quién dio la orden de sacar los documentos ni adonde fueron llevados. En esas imágenes también se ve a un oficial de Prefectura. Para despejar dudas apartó a esa fuerza y convocó a Gendarmería a trabajar en la causa.

Periodismo Para Todos mostró imágenes de las cámaras de seguridad del pasillo de SGI, donde el 12 de abril -dos días antes de la denuncia contra Báez- y el 20 del mismo mes se ve a personal de la financiera sacar documentación.

El juez investiga a Báez, a su hijo Martín, a Pérez Gadín y a los financistas Leonardo Fariña y Federico Elaskar por presunto lavado de dinero.


Redacción de Perfil.com