POLITICA

Casanello pidió a Estados Unidos información por causa de escuchas ilegales

Quiere tener datos de la empresa Ackerman Group, contratada por Franco Macri, padre de Mauricio, procesado en la causa.

Foto:Cedoc

El juez federal Sebastián Casanello pidió a la Justicia de Estados Unidos información relacionada con la empresa Ackerman Group LLC Security & Investigative Consultants, que aparece como contratada por Franco Macri, el padre del jefe de Gobierno porteño, en la investigación por las presuntas escuchas ilegales en la administración local.

El alcalde capitalino Mauricio Macri está todavía procesado (aunque de momento excluido del juicio oral y público) por las escuchas, que en ese caso concreto apuntan a su cuñado, Néstor Daniel Leonardo.

El jefe de gobierno siempre negó la acusación e incluso su padre reconoció en el expediente que había sido él quien contrató a Ackerman para que investigara a Leonardo, quien cortejaba a una de sus hijas recientemente fallecida.

"Si bien Franco Macri alude a servicios relativos a seguridad, consultoría e investigación -y coincide con las fechas en que el teléfono de Leonardo fue indebidamente intervenido-, no expone cuáles fueron los mecanismos llevados a cabo", indicó Casanello en la fundamentación de su pedido de informes a Estados Unidos.

El exhorto, remitido a la Justicia de Miami, reclama precisiones sobre la contratación por parte de Franco Macri a Ackerman entre mayo y octubre de 2008, cuando se habrían producido las escuchas telefónicas ilegales.

Esa prueba es fundamental para que el juez resuelva si desvincula a Mauricio Macri de la acusación en su contra, al menos en esa situación.

Sobre el jefe de Gobierno pesa además una imputación por el espionaje en contra del dirigente de la comunidad judía Sergio Burstein, quien se oponía a la designación del comisario Jorge "Fino" Palacios al frente de la Policía Metropolitana.

Palacios y el ex policía-espía Ciro James, entre otros, quedaron implicados en la cuestión. El procesamiento de Macri fue utilizado por el kirchnerismo como arma de contraataque cuando desde la oposición, pero especialmente el PRO, se reclama el apartamiento del vicepresidente Amado Boudou, doblemente procesado por presunta corrupción.

Cuando la Cámara Federal porteña ratificó el procesamiento de Macri, dijo que el jefe de Gobierno "conoció y prestó su consentimiento para instalar, en el ámbito del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, un aparato de inteligencia prohibido, del cual se habría servido".


Redacción de Perfil.com