POLITICA AVANZA LA CAUSA


Angelici: piden cruzar llamados y citarán a un asesor de Macri y a un ministro

Casanello llamará a declarar al titular de la cartera de Justicia, a Norberto Oyarbide y a un estrecho colaborador de Macri.

PERFIL COMPLETO


Foto:Cedoc Perfil

El ministro de Justicia, Germán Garavano, y uno de los principales asesores jurídicos del presidente Mauricio Macri, Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, deberán declarar ante la Justicia como testigos en la causa contra el presidente de Boca Juniors, Daniel “Tano” Angelici, investigado por supuesto tráfico de influencias por su accionar como operador de Macri en la Justicia.

El fiscal federal Federico Delgado solicitó ayer al juez federal Sebastián Casanello que cite a Garavano y a Rodríguez Simón, informaron fuentes judiciales a PERFIL. Además, el fiscal pidió al magistrado que obtenga a través de la Comisión Nacional de Comunicaciones el listado de líneas telefónicas de Angelici y el grupo empresario que lo rodea para cruzar las llamadas entrantes y salientes del operador judicial con funcionarios, jueces y fiscales en las fechas en las que Angelici habría intervenido para negociar en los tribunales. Una de sus gestiones fue con el juez federal Norberto Oyarbide, a quien propuso jubilarse a cambio de evitarle el juicio político, como reveló este medio; o sus supuestas intervenciones para “estancar” las causas Hotesur y Repsol –por el vaciamiento de YPF–, denunciadas por la diputada Elisa Carrió.

Casanello le comunicó ayer al juez Oyarbide que será el próximo testigo en la causa contra Angelici. Carrió ya declaró esta semana. Como funcionario público, Oyarbide puede elegir presentarse a una audiencia oral o entregar un escrito contestando las preguntas del juez y del fiscal. Lo mismo le comunicará Casanello al ministro Garavano y al diputado por el Parlasur Rodríguez Simón, alias “Pepín”, confirmaron a PERFIL en el juzgado federal.

El juez Casanello avanzará sobre las llamadas de Angelici y su entorno luego de las testimoniales y en base a las fechas de las supuestas gestiones del presidente de Boca.  

Tanto el ministro de Justicia como el asesor Rodríguez Simón –cada uno por su lado– mantienen una interna de poder con Angelici dentro del macrismo. “Pepín” Rodríguez Simón no es sólo un diputado del Parlasur. Responde a José Torello, uno de los mejores amigos del Presidente y su jefe de asesores; integra la “mesa jurídica” de Macri y es el cerebro de dos jugadas clave del Ejecutivo: la estrategia para acotar el poder del empresario kirchnerista Cristóbal López y la nueva conformación de la Corte Suprema.

Es una puja entre tres. Mientras el ministro Garavano intenta imponer su reforma del sistema judicial, Pepín y Angelici se oponen a favor del status quo. Ambos aspiran a ser el nexo entre Macri y la Justicia para proteger al Gobierno de futuros inconvenientes judiciales, pero consideran que sólo hay lugar para uno de ellos.

Los operadores son quienes intentan torcer sentencias o decisiones judiciales. Su accionar encuadra en el supuesto delito de tráfico de influencias. El operador actúa por orden de un superior o cliente y a cambio de una contraprestación. Puede lograr su cometido –influir en jueces y fiscales– a través de la coerción o mediante dádivas o favores.

Distintos medios como PERFIL vienen informando sobre gestiones de Angelici en los tribunales, pero fueron las declaraciones de Carrió las que motivaron dos denuncias.

Ante la Justicia, Carrió definió a Angelici como “uno más en la larga tragedia nacional de operadores y vínculos promiscuos entre operadores políticos, la Justicia, los servicios de inteligencia y los clubes de fútbol”. Las estructuras de operadores judiciales no cambiaron desde menemismo, como declaró Carrió ante la Justicia. “Es altamente preocupante la relación estrecha del señor Angelici con el doctor Darío Richarte por haber sido éste defensor de todos los funcionarios kirchneristas y, además, por su alta incidencia en designaciones en lugares clave del Gobierno a través de Angelici”. Angelici pisa fuerte en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI, ex SIDE). Su abogado es Diego Pirota es socio del estudio jurídico de Richarte, número dos de la ex SIDE en tiempos de la Alianza. Ese grupo de abogados defendió a varios kirchneristas en las causas que podían llegar muy alto, como la causa Ciccone. Hasta que CFK rompió con la SIDE de Jaime Stiuso y la alianza con el estudio se quebró. Angelici forma parte del mismo círculo que operó para el menemismo y el kirchnerismo.

Cuando el juez Casanello le pidió a Carrió que aporte datos sobre qué tipo de gestiones habría hecho Angelici para “estancar” las causas Hotesur y Repsol, la aliada de Macri no dio precisiones. “No sé quién mete la cola, lo que sí sé es que no hay voluntad de investigar, ni política ni judicial”.

Gracias a Boca, Angelici es un hombre con amplios contactos y amistades en los tribunales, pero Casanello y el fiscal Delgado no son parte de ese grupo



Emilia Delfino