POLITICA EL JUEZ DEBERÁ VOLVER A SOLICITAR LOS DATOS

Caso Báez: hallan llamados de los días previos a la muerte de Kirchner

Luego de la extraña desaparición de los registros, la empresa Movistar se presentó en la causa para informar que logró recuperarlos.

PERFIL COMPLETO

Foto:Opi Santa Cruz

Tras quedar en el ojo de la Justicia por la confusa desaparición de los registros de los llamados telefónicos durante los días previos a la muerte de Néstor Kirchner, la empresa de telefonía móvil Movistar hizo una nueva presentación ante la Justicia.

La compañía informó al juez federal Sebastián Casanello que su equipo técnico realizó un estudio del sistema de almacenaje informático y que, tras un mecanismo de reparación, logró que el sistema registrara nuevamente los llamados realizados por sus clientes en esos simbólicos días. PERFIL reveló que en la causa contra Lázaro Báez consta la desaparición de los registros de los llamados telefónicos de todos los abonados de esa empresa durante diez días de 2010, entre el 17 y el 27 de octubre.

La compañía informó en su escrito ante el juez que la pérdida se había debido a un desperfecto técnico/informático, que logró repararse. Aseguró que ya tiene en su poder los registros de esos días y solicitó al juez que envíe nuevamente un pedido especificando qué registros telefónicos requiere en la causa.

La nota llegó al Juzgado Federal Número 7 el 11 de julio. Seis días después, las sedes de la empresa de Ingeniero Huergo al 700 e Iguazú al 300 eran allanadas en otra causa por orden de las jueza María Servini de Cubría, como informó este diario. Fue por una situación similar a la de la causa Báez, en el marco de la investigación sobre el accionar de la Sedronar –organismo antidrogas– entre 2004 y 2008.

El faltante de llamados en la causa Báez se descubrió en la Secretaría de Investigaciones Penales (SIPE), que dirigía el fiscal José María Campagnoli. Fue mientras ahondaba en la causa sobre la apropiación de la financiera SGI por parte del entorno del empresario de Santa Cruz. La SIPE había solicitado a Movistar que otorgara los registros de las líneas celulares de Daniel Pérez Gadín –contador de Báez– y de Jorge Oscar Chueco, abogado sospechado de orquestar la maniobra para lavar los supuestos fondos de Báez desviados a Suiza.

Los investigadores notaron que la actividad de los teléfonos tenía un hueco entre el 17 y el 27 de octubre de 2010. Sin embargo, cuando consultaron los registros del teléfono fijo del estudio de Chueco, vieron que habían quedado marcadas llamadas realizadas a su celular en esos mismos días.

“La pérdida de los registros de los llamados de una empresa de esta envergadura sólo tiene posibilidades ínfimas de realizarse accidentalmente, explicó entonces a PERFIL Esteban Di Tada, decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Palermo y experto en informática.



Emilia Delfino