POLITICA CASO LÓPEZ


Una monja rebelde del monasterio de Gral Rodríguez se niega a ser allanada

Por Emiliano G. Arnáez (*) | Las religiosas aseguran que las bóvedas son "sepulcros", a pesar que los perros adiestrados rastrearon el olor de billetes. La monja que no quiere que le allanen el cuarto.


Foto:Cedoc

Este lunes se produjo una particular novedad en el expediente del caso López, la cual se dió a conocer hoy: el hallazgo de presuntas bóvedas en los cimientos del monasterio de General Rodríguez. Las monjas que residen allí aseguraron que se trata de tumbas o "sepulcros", pero los investigadores tiene más dudas aún sin responder.

Fuentes reservadas del ministerio de Seguridad revelaron a Perfil.com la polémica que se desata tras la respuesta de las hermanas del convento. Explicaron a este medio que como contraposición a la postura de las monjas, "los perros están adiestrados para encontrar rastros de billetes, de dinero".

Con este primer dato, subrayan que los canes de las fuerzas de seguridad no se habrían detenido sobre las bóvedas en caso de haber estado siempre "vacías" a la espera de restos humanos.

Otro elemento que preocupa al Gobierno es el de la "monja rebelde". Es que según lo informado en estricto off the record por una alta fuente oficial, una de las religiosas del monasterio se niega a ser allanada. Todo el monasterio fue inspeccionado en su conjunto pero su habitación aún no.

"¿Por qué una de ellas no deja allanar su habitación? ¿Qué podría esconder ahí? La fiscal debería allanarla. Inexplicable", criticó la fuente a este medio.

Perfil.com se comunicó esta mañana con el flamante edificio de la fiscalía de General Rodríguez, inaugurando hace pocas semanas, pero la fiscal Alejandra Rodríguez y su equipo se encontraban trabajando en el caso y no pudieron responder a las preguntas.

En el ministerio se preguntan además quién pudo haber financiado la construcción de la bóvedas. Las cuales son acompañadas por un moderno circuito de cámaras de seguridad con tecnología infrarroja. Es poco usual ver este tipo de elementos para custodiar tumbas en monasterios. ¿Acaso las monjas temían que sean profanadas las tumbas?.

"¿Quién pagó todo esto?", es la pista que buscan conseguir los investigadores. "Aún es materia de investigación", concluyeron las altas fuentes consultadas este martes.



Emiliano G. Arnáez