POLITICA CASO MALDONADO

El Gobierno pagaría una recompensa a un mapuche que aportó "datos fehacientes"

La remuneración sería para uno de los últimos testigos que declaró en la causa y quien dio precisiones que le permitieron al juez ordenar un nuevo rastrillaje en el río Chubut.

El Gobierno pagaría una recompensa a un mapuche que aportó datos para dar con el cadáver del artesano, hallado en el río Chubut.
El Gobierno pagaría una recompensa a un mapuche que aportó datos para dar con el cadáver del artesano, hallado en el río Chubut. Foto:Télam
El Gobierno considera que "corresponde" pagarle una recompensa a uno de los últimos testigos que declaró en la causa que investigaba la desaparición de Santiago Maldonado, ocurrida el 1 de agosto luego de participar de una protesta mapuche en Esquel que fue reprimida por Gendarmería, dado que brindó datos precisos que permitieron el hallazgo del cadáver en el río Chubut, el cual se confirmó que pertenece al artesano. 

Según publica el diario La Nación, se trata de un hombre que marcó el lugar donde podía estar el cuerpo y, lo sabía porque habrían intentado cruzar las aguas juntos. "Un testigo dio un espacio perimetral entre dos puntos del río. Le corresponde cobrar la recompensa porque brindó datos fehacientes y eran correctos. Se puede hacer como anónimo, dado que el sistema lo permite y porque es muy importante protegerlo en este momento", indicaron fuentes judiciales a dicho medio.

El periódico en cuestión señala que el juez de la causa, Gustavo Lleral, activó el operativo en base a tres testimonios que le hicieron pensar que debía volver a rastrillarse ese lugar: dos de la comunidad mapuche tomados en el Pu Lof  que declararon en la primera visita del magistrado al territorio y sostuvieron que habían estado con el artesano en el operativo que hizo la Gendarmería el 1º de agosto y, uno de ellos,  es quien habría dicho que el tatuador no logró cruzar el río. 

El tercer relato corresponde al prefecto principal Leandro Antonio Ruata, quien comandó los rastrillajes anteriores y le manifestó al funcionario judicial que era necesario hacer "al menos uno más". En el mismo contexto, la fiscal Silvina Ávila ya había pedido una búsqueda con perros especializados en ubicar restos humanos en el agua. 

El Gobierno había aumentado la recompensa por datos sobre el paradero de Maldonado de 500.000 a 2 millones de pesos el 7 de septiembre último. El juez Gustavo Lleral es ahora quien debe ordenar la medida para que se realice el pago.

Por otra parte, fuentes gubernamentales no descartaron que una vez que finalice la investigación y el magistrado dé por cerrado los expedientes, el mapuche Matías Santana pueda ser denunciado por "falso testimonio". Se trata de quien sostuvo haber visto a gendarmes golpear "a un bulto" que luego trasladaron primero en un Unimog y luego en una camioneta blanca de la fuerza.