POLITICA

Caso Nisman: La junta médica no diría si el fiscal se suicidó o lo mataron

En el documento de casi 200 hojas, los quince peritos no dejarán explicita ninguna postura. Los principales puntos de disidencia de la querella.

Foto:Cedoc

Este viernes está previsto que la junta médica presente el documento final donde buscarán dar respuesta a los principales interrogantes sobre la muerte del fiscal federal Alberto Nisman ocurrida el 18 de enero en su departamento en Le Parc.

El informe no especificará si hubo un suicidio u homicidio, pero se impondrá la posición de los peritos oficiales, quienes avalan que Nisman gatilló el arma calibre .22 con el se provocó la muerte. Así lo revelaron fuentes cercanas a la investigación a Perfil.com.

Por la tarde, con la redacción ya finalizada, los quince peritos que participaron de la junta dejarán su firma. Dos de ellos, Osvaldo Raffo y Julio Ravioli, quienes representan a la ex mujer de Nisman, Sandra Arroyo Salgado, responderán en disidencia varios de los puntos claves de los 24 que la fiscal Viviana Fein solicitó analizar.

El extenso escrito, de casi 200 hojas, no tendrá una conclusión unánime, algo que no llama la atención, ya que, a que a lo largo de los encuentros entre los especialistas, las partes mantuvieron las posturas y no se resolvieron las diferencias principales.

Data de muerte. Uno de los puntos claves que buscó determinar la fiscal Fein era en que momento ocurrió la data de muerte. El informe extenderá el horario de 18 a 24 horas antes de la autopsia, y asegurarán que Nisman habría muerto entre las 8 y las 10 de la mañana del domingo 18. Este dato coincide inicialmente con los brindados por el perito Héctor Di Salvo, quien había realizado la autopsia y, quien fue uno de los integrantes de la junta.

Los peritos Raffo y Ravioli sostuvieron, por su parte, que la muerte ocurrió 36 horas antes de la autopsia, pero no pudieron imponer su posición. “La querella planteó que la muerte ocurrió el sábado pero en el informe se mantendrá la posición inicial y se fijará el domingo como el día de muerte”, aseguró uno de los integrantes de la junta, tal como había anticipado Perfil.com.

El perito por parte de Diego Lagomarsino, Mariano Castex, se suma a los peritos oficiales y de este modo, separa al imputado del momento en que ocurrió la muerte.

Espasmo. Inicialmente la autopsia habló de la existencia del “espasmo cadavérico” pero la junta finalmente dictaminará que no fue asi. Los peritos coincidieron en que el modo en que quedó la mano es similar al del espasmo pero no era tal, y expresaron que la posición del dedo índice coincide con la empuñadura del arma.

Golpes. Según se conoció hoy, se hallaron golpes en el cuerpo del fallecido, uno en la pierna y un hematoma en la cabeza. Los peritos coincidieron en que la mancha verdosa en la cara interna de la pierna izquierda del fiscal se debió a un golpe. Un corte menor, también en la zona, provocó sangrado. Por el momento, el documento no especificaría el motivo pero, aseguró un perito oficial a este medio, que “coincidirían con la caída del cuerpo luego del disparo”.

Sangrado. La sangre que pudo observase en las fotografías que analizaron los especialistas, habría sido expulsado por la boca, la nariz y, en mucha menor medida, por los oídos. En otro de los puntos se especificará que no había sangre ni en pulmones ni en el estómago del fiscal federal y que el corazón estuvo activo entre tres y ocho minutos.

Futuro. Finalizada la firma del documento, Roberto Godoy, presidente de la junta y titular del Cuerpo Médico Forense, se lo hará llegar a la fiscal Viviana Fein, quien, luego de analizarlo deberá hacerselo llegar a la jueza Fabiana Palmaghini.

Al documento se le anexará en dos semanas las conclusiones de los peritos criminalísticos. Con ambos informes, se buscará finalmente determinar, luego de cuatro meses, si Nisman se murió o lo mataron. Se cual sea la determinación, la duda ya quedó instalada en la sociedad.

De la redacción de Perfil.com | Twitter: @hernangsoto



Hernán Soto (*)