POLITICA INVESTIGACIÓN

Caso Odebrecht: Garavano viaja a Washington en busca de más información

El objetivo del Ministro de Justicia es lograr acceder a la causa. El funcionario se reunirá con el fiscal general del gobierno de Donald Trump, Jeff Sessions.

Foto:Mariano Solier

Con el objetivo de destrabar la información sobre la ruta de la coima de la empresa brasileña, el ministro de Justicia, Germán Garavano, fue a Washington a reunirse con, Jeff Sessions, el fiscal general del presidente estadounidense, Donald Trump, quien tiene en sus manos toda la información sobre los 35 millones de dólares que la compañía brasileña Odebrecht le pagó en sobornos a funcionarios argentinos de los dos mandatos de Cristina Kirchner. 

Lo esperanzador para Garavano, luego de que los fiscales que viajaron a brasil la semana pasada regresen sin novedades, es que Trump está dispuesto a entregar la información al gobierno de Mauricio Macri, por lo que le ordenó a su fiscal general Jeff Sessions que diseñe un acuerdo bilateral que permita remitir a la justicia federal "un anexo sellado" con los nombres de los funcionarios, intermediarios y empresarios que se beneficiaron con los fondos oscuros que usó Odebrecht para construir en la Argentina, según adelantó Infobae. 

La clave está, para el Gobierno, en que si todo sale como lo espera el Ministro y la decisión de Trump de facilitar información se cumple, el expediente Odebrecht, tan temido por casi todo el arco político, podría aterrizar en Buenos Aires antes de los comicios de octubre.

La cita entre Garavano llegará al Departamento de Justicia acompañado por los secretarios de la cartera de Seguridad, Eugenio Burzaco y Gerardo Milman para diseñar una hoja de ruta con la que se pueda cumplir los requisitos legales que permitan utilizar sin límites la información que Trump quiere entregar a Macri, y sortear, de esta manera, las complejidades políticas y jurídicas.

De más está decir que esa información es clave para acelerar las tres causas abiertas, en tres juzgados diferentes, con cinco fiscales distintos, que se tramitan en Comodoro Py para castigar los pagos ilegales que realizó Odebrecht en el país.

Filtraciones. Una de las condiciones que le darán a Garavano desde Estados Unidos es que no se filtre la información ni a particulares amigos del Gobierno ni a los medios de comunicación, como ocurrió con el caso FIFA y el del fiscal Alberto Nisman.