POLITICA TRAS INFORME DE OEA

El Gobierno suscribió un duro reclamo contra Nicolás Maduro

Junto a otros 13 países firmó una declaración conjunta en la que expresó su "preocupación" por la situación que atraviesa Venezuela.

Dibujos de Temes
Dibujos de Temes Foto:Pablo Temes

El gobierno argentino suscribió ayer una declaración junto a países de América en la que expresaron su "preocupación" por la situación que atraviesa Venezuela y reiteraron el "compromiso con la promoción y defensa de la democracia y los derechos humanos" por lo que la instaron a convocar elecciones.

El texto lo firmaron los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay, según se informó en un comunicado de la Cancillería. En el mismo se detalla que los gobiernos recibieron "el informe del Secretario General de la OEA sobre Venezuela, el cual evaluaremos con detenimiento con miras a acordar el curso de acción que corresponda dentro de la Organización". 

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien esta semana equiparó a Venezuela con una "dictadura", emitió la semana pasada un voluminoso informe de 75 páginas sobre la situación política venezolana, donde sugirió inclusive suspender del organismo continental a ese país en caso de que no convoque en breve elecciones generales "libres, justas y transparentes". En respuesta, el gobierno del presidente Nicolás Maduro lo acusó de promover una "intervención internacional" en su país.

"Sin perjuicio de ello, consideramos que la suspensión de un país miembro, como se desprende de la propia Carta Democrática Interamericana, es el último recurso y que antes de esa decisión deben agotarse los esfuerzos diplomáticos en un plazo razonable", indica el texto.

Asimismo, realizaron un "llamado para que se cumplan a cabalidad los acuerdos alcanzados en el marco de las mesas establecidas durante el proceso de acompañamiento impulsado por los ex presidentes y la Santa Sede y avancen en la pronta identificación de soluciones concretas, con apego a las disposiciones de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, para garantizar la efectiva separación de poderes y el respeto al Estado de Derecho y a las instituciones democráticas".

También consideraron "urgente" que se atienda "de manera prioritaria la liberación de presos políticos, se reconozca la legitimidad de las decisiones "de la Asamblea Nacional, según la Constitución, y que se establezca un calendario electoral, que incluya las elecciones pospuestas". 

"¿Qué pretenden? ¿Agredir a Venezuela? Denunciaremos estas acciones país por país. No admitiremos agresión alguna contra nuestra patria sagrada", dijo en Twitter la canciller venezolana, Delcy Rodríguez.

Las elecciones presidenciales en Venezuela están previstas para diciembre de 2018, mientras que las de gobernadores, que debieron realizarse en diciembre pasado, fueron aplazadas para 2017 y aún no tienen fecha.