POLITICA REUNION CON XI JINPING


Centrales nucleares: Macri mantiene los acuerdos con China

Se logró una mejora en la financiación. El objetivo es terminar de firmar los convenios cuando Macri viaje a China, en septiembre. Es un negocio de 15 mil millones de dólares.

PERFIL COMPLETO


Foto:Presidencia
El presidente Mauricio Macri y su contraparte china, Xi Jinping, acordaron avanzar con los tratados para la construcción de dos centrales nucleares. El negocio, que buscan anunciar de manera definitiva en la cumbre del G20 que se realizará en septiembre en China, se eleva a 15 mil millones de dólares.
Antes de la bilateral, los equipos de la Secretaría de Energía argentina y la Corporación Nacional Nuclear de China (CNNC) habían trabajado contra reloj para llegar al encuentro de presidentes con una hoja de ruta clara y una fecha para finalizar la negociación.
Tras la reunión, Macri indicó en declaraciones a La Nación: “Vimos a China como un socio que está dispuesto a revisar acuerdos donde vemos errores y ampliar las relaciones en lugar de achicarlas”. Además, reafirmó el carácter estratégico de la relación.
El negocio en juego equivale en millones de dólares al pago a los fondos buitres, e incluye la financiación de una central nuclear de agua pesada, similar a Atucha II, que incluirá un fuerte componente nacional y se basará en una tecnología canadiense. Además, comprende un reactor de agua ligera, una tecnología nueva para la Argentina que implica insertarse en el sensible mercado del uranio enriquecido.
El gobierno argentino buscará mostrar que ha conseguido un acuerdo mejor que el que hubiera llevado adelante el kirchnerismo. En particular, trascendió que la demanda de la administración Cambiemos fue ajustar los costos de financiación. Además, el encuentro con el presidente chino permitió mostrar una voluntad multipolar, es decir, no alineada únicamente con Estados Unidos y sus aliados. De esa forma se intentó moderar el impacto de la relación especial que se mostró con la administración Obama.
En tanto, tres fuentes oficiales confirmaron de manera independiente que no se ha incluido una tercera central nuclear en el paquete negociado (China lo sugirió y Argentina lo rechazó amablemente) ni existió un “trueque” para anular la construcción de las hidroeléctricas en Santa Cruz, asignadas a un consorcio chino durante el anterior mandato presidencial. De hecho, sigue firme este proyecto que, como en el caso de las centrales, también será sometido a modificaciones acordadas entre las partes.
Durante la bilateral con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, también se tocó el tema de las centrales. La cuarta central argentina y el contrato para la extensión de vida de Embalse, que ya tienen el visto bueno ambiental, son los dos principales negocios de la empresa canadiense de energía nuclear Candu.

Aurelio Tomas