POLITICA LA SOBERANÍA DE LAS MALVINAS


CFK criticó el acuerdo con Gran Bretaña porque cede "recursos renovables y no renovables"

La exPresidenta salió a cargar contra el mandatario por la declaración conjunta con el Reino Unido.

Presidentes en enero. CFK, en 2008. El líder de Cambiemos, en 2016.
Presidentes en enero. CFK, en 2008. El líder de Cambiemos, en 2016.
Foto:CEDOC.
La ex presidenta Cristina Fernández apuntó contra el mandatario Mauricio Macri por firmar la declaración conjunta con Gran Bretaña y afirmó que "la defensa de la soberanía argentina en Malvinas no incumbe a un partido político, es una cuestión de Estado".

Según la ex presidenta, la declaración "significa literalmente el levantamiento de todas las medidas administrativas, legislativas y judiciales que ha tomado la República Argentina para proteger sus recursos naturales frente a la explotación ilegal de nuestra pesca e hidrocarburos".

"El Reino Unido usurpó en 1833 las Islas Malvinas instalando allí una base militar en la confluencia de los dos Océanos. Convalidar dicha posición significa lisa y llanamente tributar a la militarización del Atlántico Sur", advirtió. 

En su cuenta de Facebook, planteó que "el Gobierno debería saber que los recursos renovables y no renovables de los que pretende disponer para ceder a manos británicas, pertenecen a los 40 millones de argentinos" y agregó que "no nos queda claro si el presidente Mauricio Macri se apresta a derogar o a violar la Ley de Hidrocarburos y su modificatoria, que prohíben la explotación ilegal de petróleo en plataforma continental argentina y establecen las sanciones pertinentes".

Asimismo, Cristina Fernández criticó el comunicado conjunto entre Argentina y Gran Bretaña que, a su entender, "omite mencionar la controversia de soberanía y se acuerda 'remover todos los obstáculos que limiten el crecimiento económico y el desarrollo sustentable de las Islas Malvinas, incluyendo pesca, navegación e hidrocarburos'".

"La defensa de nuestra soberanía en Malvinas no es una causa argentina, es una causa regional, una causa global, de todos quienes rechazamos la existencia de un enclave colonial al sur de nuestro continente", subrayó.

La ex mandataria también dijo que "poner fin al colonialismo es un imperativo ético, destinado a construir un mundo más justo, un orden mundial equilibrado, donde no impere la ley del más fuerte" y recordó que "el reclamo argentino ha recogido firmes adhesiones en todo el mundo".