POLITICA HOY SE REUNE CON LULA Y MAÑANA CON FRANCISCO

CFK en Roma: foto con militantes y cena de lujo

PERFIL COMPLETO

Foto:Presidencia

Desde Roma

No sólo un calor agobiante recibió a Cristina Fernández de Kirchner en Roma, donde mañana se entrevistará con el papa Francisco. No bien aterrizó con el Tango 01 en el aeropuerto de Ciampino, la Presidenta recibió el saludo de monseñor Guillermo Karcher, oficial de protocolo del Vaticano, y se trasladó al hotel Edén, su preferido en Roma. Allí cenó y descansó para empezar hoy con una cargada agenda.
Frente a la entrada del Edén, en la vereda, Cristina también tuvo otra cálida recepción. Bajo la sombra de los árboles la esperaba un reducido grupo de militantes que desplegaron una bandera de La Cámpora. Resultado: foto, sonrisa presidencial y militancia contenta.
Ese resultó el único momento pop en la primera tarde romana de Cristina. De ahí en más, según contaron a PERFIL dos fuentes en el Edén, para los argentinos llegados en el Tango 01 arrancó una estadía cinco estrellas. Pese a eso, ningún trabajador del hotel quiso responder qué actividades realizó la comitiva argentina allí. Incluso algunos hablaron de sentir “terror” ante la posibilidad de ser identificados si desobedecen la orden de no dejar salir detalles de la estadía de la comitiva. Sin embargo, PERFIL pudo saber que las suites que hasta el viernes a la mañana permanecían reservadas resultan las más lindas del mejor piso, restauradas por los dueños para complacer a los clientes más caprichosos.
El hotel fue construido en 1889 en la exclusiva Via Ludovisi, a metros de Via Veneto, y fue vendido recientemente en más de 150 millones de euros.
Personal del restaurante “La Terrazza”, en el sexto piso, confió que Cristina Fernández tenía reservada para la cena de anoche una mesa con vista directa a la Cúpula de San Pedro. “La Terrazza” es famoso por tener uno de los mejores panoramas de la ciudad y por ser uno de los más caros. Además, es visita obligada para los amantes de la gran cocina desde que Fabio Ciervo llegó como Executive Chef.

Encantos del verano romano aparte, la agenda formal de la Presidenta empieza hoy. Está prevista una reunión con el ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, quien también se encuentra en Roma para participar del encuentro de la FAO, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. La reunión con Lula está prevista para la hora del almuerzo. Uno de los diplomáticos brasileños que acompañaron el ex presidente en su encuentro con el premier italiano, Matteo Renzi, y la ministra para las Reformas, María Elena Boschi, confió a PERFIL que la propuesta de un encuentro entre Lula y Cristina vino de parte de Argentina. Hasta la noche de ayer no estaba todavía confirmado si será una conversación a solas o contará con la presencia del canciller Héctor Timerman,  quien es parte de la comitiva.

 

Retribución 

Quienes conocen el mundo de la FAO entienden que el premio que recibirá Cristina por sus acciones en la lucha contra el hambre responde a una “gentileza” diplomática que supo tener su gobierno durante la elección del actual director general de la organización, José Graziano da Silva. El brasileño, impulsado por Lula para dirigir el organismo con sede en Roma, vio peligrar su candidatura y la Argentina fue un actor clave para destrabar su designación en 2011. Según las fuentes consultadas por PERFIL, es natural que ahora esa gentileza sea retribuida con una premiación y la reunión con Lula, quien impulsa desde la FAO planes alimentarios en el continente africano.



Ángela Nocioni